¿Se está apropiando Podemos del discurso vacío de Coalición Canaria?

La centralidad tiene su precio. Quedarse con el campo que ha explotado Coalición Canaria a lo largo de 20 años no es fácil y, por lo que se ve, no permite mayor creatividad o análisis. Podemos levanta ahora la banderita del “trato colonial”, la banderita que Coalición Canaria ondea cíclicamente -especialmente en época electoral-, con el objetivo de “animar” el ambiente y encender las emociones isleñas; emociones que luego ellos mismos se encargan de mantener apagadas los cuatro años siguientes. Podemos sabe perfectamente cómo funciona ese juego, y sabe que en Canarias hay un patriotismo isleño soterrado, volcán dormido y, aparentemente, controlado; un patriotismo que bien dosificado puede ofrecer buenos dividendos electorales. Leer más

Orgullosamente anticolonialistas

El primer asiento del colonialismo en Canarias tuvo lugar en el año 1402, en el Rubicón, Titeroygacat (ex Lanzarote) por los esclavistas y genocidas Bethencourt y La Salle, colonialismo que constituye la convergencia de dos fenómenos que acaecieron el primero a raíz de las “cruzadas”, por lo tanto en la edad media y, el segundo, en el mal denominado renacimiento europeo con el capitalismo. La apropiación de lo ajeno mediante el saqueo y el control de las principales rutas comerciales constituyen los principales objetivos de la expansión comercial europea. Leer más
×