Tenerife se queda en el 46,2% de la media española en reciclaje de envases

Sólo Adeje alcazó la media estatal pero a mucha distancia de municipios turísticos de similares características como Calvià

Cada ciudadano del estado español recicló en 2016, últimos datos disponibles, 13,2 kilogramos de envases ligeros, contenedor amarillo. La media de los municipios de Tenerife es de 6,1 Kg y la de Canarias de 8,7. Y eso dicho así pudiera parecer más o menos triste, aunque sólo son números que hay que interpretar, porque el caso es que estos datos se calculan por habitante, que en Tenerife no alcanzan el millón, pero lo cierto es que según las cifras del Cabildo en 2016 viajaron a Tenerife nada menos que 7.265.714 de turistas, con lo que cualquier comparativa con el resto del estado o con islas como Gran Canaria debe partir de ese dato casi extremo. Vamos, que si bien el municipio tinerfeño con más “éxito”, Adeje,  superó por décimas la media española con 13,8 kilogramos, lo cual en el contexto de Tenerife pues puede parecer evidentemente bastante positivo, pero lo cierto es que un municipio turístico equiparable como Calvià, Mallorca, recogió por habitante 21,9 kilos, un 37% más que Adeje pero un 53% más que Arona que es otra potencia turística no sólo en el ámbito canario. De hecho se van solos a FITUR aunque supongo que no con estos datos en los folletos.

Municipios con cifras verdaderamente decepcionantes son los de Garachico, con menos de tres kilos, Arafo, Güímar, El Rosario, Santiago del Teide, Mancomunidad del Nordeste (Tacoronte, El Sauzal, La Matanza, La Victoria y Santa Úrsula),  Icod de los Vinos o La Orotava que no llegan a la media insular pese a su importancia incluso turística en algún caso. El farolillo rojo es Vilaflor con 2,5 kilos y tanto La Laguna como Santa Cruz se quedan sobre un paupérrimo dato de siete kilos que, en el contexto de las capitales de provincias españolas, sitúa a Santa Cruz prácticamente como farolillo rojo del estado.

¿Y del seguimiento de estos últimos años se desprenden datos para la esperanza? Parece que al menos se ha roto la tendencia al estancamiento, e incluso al retroceso, que se produjo entre 2012 y 2014. Los datos, aunque tímidamente, han mejorado en líneas generales en 2016 pero en absoluto nos acercan a las exigencias de la Unión Europea en esta materia y, tristemente, vienen a constatar el abandono absoluto de la apuesta que entre 2007 y 2009 hizo la isla de Tenerife con respecto al Plan Territorial Especial de Ordenación de los Residuos (PTEOR) que se planteaba recoger en 2016 casi cinco veces más envases por habitante que los que hemos conseguido recuperar.  ¿Era muy ambiciosa la propuesta? Lógicamente lo era, pero lo que se perseguía era en primer lugar cumplir con la normativa comunitaria, que hoy en día nos queda a años luz, y aprovechar las posibilidades que ofrece una isla como Tenerife que recibe millones de turistas que consumen mayoritariamente en hoteles y restaurantes, simplemente trabajando esos aspectos debidamente, como planteó el PTEOR, el salto cualitativo y cuantitativo hubiera sido espectacular y quizás no en los treinta, pero por arriba de los 20 kilos nos pudimos haber puesto sin la más mínima duda.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×