Días de furia

EN SOMOSIERRA EMPIEZA la revolución, y desde los  distritos cercanos miles de ciudadanos, impulsados por el dolor y la rabia, se dirigen  a la plaza del citado barrio obrero. Deciden, espontáneamente, bajar en manifestación a Santa Cruz. La noticia de la muerte de Bartolomé, cuarenta y ocho horas después de ser ametrallado por la policía estando en casa de sus primos, ha corrido como la pólvora… Una auténtica revuelta popular, sin precedentes, estalla en  la ciudad… extendiéndose  durante seis inolvidables jornadas de lucha.

 

Daniel Olivera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×