El 20% de los residentes con rentas más altas se lleva el 50% de las ayudas aéreas entre Canarias y la Península

¿Socialismo me dijiste? ¿Redistribución de la riqueza? ¿Ley de cambio climático? Menos tomaduras de pelo compadre, que para este viaje podíamos habernos quedado como estábamos”

Este es un socialismo raro, en verdad, el que nos gobierna y no se quita de la boca la historia esa de la justicia social y demás que muchas veces se quedan en nada o en simple miseria. Como era de esperar por otro lado porque siempre ha pasado igual. De hecho, cuando en 2018 el Partido Popular dio vía libre al 75% de descuento en las tarifas aéreas, casi automáticamente, las compañías le dieron para arriba a las tarifas, pero ¡hasta Podemos Canarias apoyó los presupuestos del PePe por este logro histórico de Coalición Canaria!

Díganme ustedes en un momento cómo mantener eso aunque la gente pase hambre, cuando es precisamente la gente que no llega a fin de mes a la que lo del 75% le resbala completamente porque de los casi 300 euros que se reparten por persona en esas subvenciones, en una familia de cuatro miembros serían 1.200 euros al año, ellos no ven ni un céntimo sencillamente porque no viajan, sólo por necesidad o a La Gomera de ida y vuelta en el día lo más. Vamos, que como bien dice el estudio de la AIReF, que no sé ni lo que es eso, sino que me importan las verdades que dice, de esas multimillonarias ayudas, que pueden ser algo así como el 40% del presupuesto canario en Educación, se benefician unos cuantos. Ellos dan alternativas sensatas, como que se tenga en cuenta el nivel de renta o que haya límites, pero ¿a quién interesa eso?

Pero no solo eso, por ejemplo, de esos descuentos no deberían beneficiarse los políticos que viajan con cargo al dinero público, que lo paguen sus instituciones para que sepan que lo que cuesta 100 en realidad estamos pagando 400 y que si viajas por 300 en realidad todos los ciudadanos nos estamos haciendo cargo, además de tus 300, de los 900 que faltan para completar la factura de 1.200. Y esas tarifas existen y muchos se las pueden permitir, no es el caso de los demás que siempre estamos rebuscando entre las ofertas.

Hay que tener en cuenta el nivel de renta y tiene que haber límites, eso lo ve hasta el más tonto del pueblo. No tenemos que hacernos cargo que los niños y niñas ricas se vayan de compras a Madrid cuando les dé la gana, dónde está el sentido de eso, o de copichuelas. Al que viaja por necesidad y no puede hay que ayudarle si es necesario con el 100%, pero a los señores diputados y sus familiares pues que se lo pague quien sea, pero no el ciudadano con sus impuestos.

El efecto de la subvención, tanto que se habla del efecto llamada, ha hecho que muchos trabajadores peninsulares opten por buscar ofertas de empleo en Canarias porque en muchos casos pueden volver a sus casas cada quince días sin muchos problemas, más barato que si vivieran en otra comunidad peninsular. Y le pagamos sus viajes y punto. Y los que proponen estas medidas disparatadas son los mismos que están con no sé qué rollo con el cambio climático, pendientes de freírte a impuestos porque no puedes permitirte coche eléctrico ni híbrido, pero favoreciendo que te subas a los aviones porque entre todos nos hacemos cargo del 75% del billete. Y más ahora, en plena pandemia, pagando viajes de ocio a la gente que por el momento deberíamos estar cuanto más cerca de casa mejor.

¿Socialismo me dijiste? ¿Redistribución de la riqueza? ¿Ley de cambio climático? Menos tomaduras de pelo compadre, que para este viaje podíamos habernos quedado como estábamos porque es un perro parecido que ni collar muy distinto tampoco ya.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×