El Cabildo apuesta por mejorar la salud de las playas, Coca Cola en mano

Es un tema de plásticos (aquí está el vídeo para que no digan que uno manipula), a mi no me pregunten el qué, pero se trata como de promocionar la marca con no sé qué rollo de que si ellos son los mejores porque pretenden reciclar lo mismo que producen (según Greenpeace cada día producen más residuos de plástico pero supongo que será mentira), a lo que en principio están obligados por Ley aunque otra cosa es que todo sea una farsa, y donde me pierdo más es en el papel que juegan en toda esa historia los grupos ecologistas que, aunque llevo toda la vida en este rollo, no los conozco absolutamente de nada. Bueno, la verdad es que sé algunas cosas, porque son de los que han obtenido sillón en la comisión de residuos de donde nos han expulsado a nosotros (los que llevábamos ahí de toda la vida) con la ayuda inestimable de Podemos, pero eso es otra historia.

Aunque bueno, la verdad es que da gusto verlos a todos ahí brindando con Coca Cola para mejorar la salud de nuestras playas, aunque para ello haya que hacerle propaganda a una de las bebidas azucaradas que acaso más daño han causado a la salud de nuestros niños y niñas a lo largo del mundo entero. Sí, es verdad, la estrategia ahora de Coca Cola (después de estar negando el efecto nocivo toda la vida) es reducir el azúcar. Pero échale guindas al pavo de los problemas que sus trucos para hacer que una cosa parezca más dulce con menos azúcar puede provocar. Ahí están los análisis independientes que te explican lo que ocurre cuando “tomamos algo que nos sabe dulce, pero no lleva azúcar, y el cuerpo se prepara para recibir una glucosa que nunca llega. Por eso, al poco rato, tendremos más hambre de dulce”.

Y no sé si con razón o sin ella, pero lo cierto es que en la mayoría de los colegios que conozco estas bebidas azucaradas han sido prohibidas incluso para cualquier tipo de celebración tipo cumpleaños y demás, pero hete aquí que, como ocurre con los e-sports y demás, pues vienen nuestros padres de la patria a promocionarlas para controlar los microplásticos en las playas de Arico que mayoritariamente son restos de botellas de Coca Cola y bebidas poco recomendables por el estilo. Surrealista total, pero para algo somos la tierra que vio nacer a Óscar Domínguez y otras figuras insignes del movimiento artístico que se caracteriza por “intentar reflejar el funcionamiento del subconsciente, dejando de lado cualquier tipo de control racional”. Que lo primero no sé qué significa, pero lo de escapar de cualquier control racional de la realidad es la viva imagen de lo que nos está pasando. ¿Por qué no les dicen que metan esa cosa en botellas de vidrio retornables y se acaba el problema de raíz y de camino nos evitamos estos bochornosos espectáculos por parte de “responsables” públicos?

*Foto de portada: Empezando por la izquierda pues la empresa, la alcaldesa de Arico, nuestro querido Presidente, el jefe de Medio Ambiente que tanto cariño nos tiene y dos ecologistas que en mi vida había visto (por el acento pues es normal que no las conozca supongo) pero oiga yo tampoco puedo hablar porque cada día del ecologismo quiero saber menos. Y visto lo visto pues a ver…

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×