El fin

Los vegetales aprovecharon cada brizna de viento, el roce de las danzas de los insectos y cualquier situación para que el polen volara con hambre de fecundar y, de repente, una fuerte floración había descubierto los colores del arcoíris. Aquellas flores que nacían en salvajes ramilletes alumbraban de tal manera que se llegó a temer que opacara la belleza del paraíso.

Por eso fueron expulsados del jardín del edén y obligados a luchar con enemigos anti-naturales; como el homo-sapiens. El edén quedó muy tranquilo; aquel desierto era un remanso de paz.

Los vegetales tuvieron que ocupar el resto del planeta, castigados a sobrevivir en las peores condiciones. Pero pronto, con una sobrepoblación inesperada, empezaron a tomar poder y a hacerse fuertes en su destierro.

Se les adoró como a dioses por tribus enteras, generación tras generación, y eso que los humanos se suponían su peor enemigo. Los vegetales decidieron aferrase a la historia desde el primer momento de la antigüedad. Las personas, por su parte, vivían sostenidas por los vegetales y otros animales; aferradas como auténticos parásitos que desangraban el planeta.

Servían, casi exclusivamente, como abono. Allí donde se enterraba un humano importante se plantaba un árbol y sus cuerpos putrefactos pasaron a formar parte de la tierra para enriquecerla más.

Pero alguien ideó nuevas formas de enterramiento. Se ponía de moda embarcar los cuerpos sin vida y hacerlos arder en la travesía de ríos o mares. Llegaron al extremo de incinerarlos en sellados hornos crematorios, anulando la función enriquecedora que tenían los humanos. Pero, sin que nadie se apercibiera, la especie asesina había fabricado tantas formas de exterminar a la naturaleza que no hubo tiempo de declararles la guerra.

Se veía venir, pero no pudo evitarse. Las peores predicciones estaban en lo cierto, aunque todas se quedaran cortas en su expresión de lo que sin duda era el fin del mundo.

Pedro M. González Cánovas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×