El preso político Jordi Cuixart espera la sentencia “con mucha firmeza y con una disposición absoluta a pasarse muchos años en la cárcel”

Ha afirmado que se debe luchar colectivamente y que, a pesar de que los mensajes en la calle son los de libertad para los presos políticos, lo que se reclama es salir de la cárcel después de ejercer los derechos y libertades.

Jordi Cuixart continúa ‘con la misma determinación de siempre’ y espera la sentencia del juicio contra el proceso ‘con mucha firmeza y con una disposición absoluta a pasarse muchos años en la cárcel.’ Así se lo ha transmitido a Iñaki Rivera, uno de los portavoces de International Trial Watch y que hoy ha visitado a Cuixart en la prisión de Lledoners.

Este miembro de la plataforma de observadores internacionales del juicio al proceso explicó a VilaWeb los principales mensajes que le ha transmitido Cuixart en la hora y cuarto de encuentro que han mantenido en Lledoners. Y durante la que también han hablado de la situación política en Cataluña.

En primer lugar, el preso político constató que 661 días después de su encarcelamiento ‘tenemos la misma determinación de siempre’. También le ha dicho que se debe luchar colectivamente y que, a pesar de que los mensajes en la calle son los de libertad para los presos políticos, lo que se reclama es salir de la cárcel después de ejercer los derechos y libertades.

En este sentido, Rivera dice que Cuixart espera la sentencia ‘con mucha firmeza’. El presidente de Òmnium Cultural también le ha dicho que no se puede caer en la decepción, a pesar de una cierta inacción actual y la división de los partidos políticos.

El director del Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona afirma que Cuixart es consciente del malestar de la gente pero también que ‘los fracasos forman parte del aprendizaje, que debe ser constante.’ Añade que el preso político está muy agradecido por el trabajo de ITW durante el juicio y ‘por todo el trabajo que se hace fuera.’

También han hablado sobre sus limitaciones debido al encarcelamiento. ‘A pesar de ser consciente de que se le reclama un liderazgo social añade inmediatamente que está en la cárcel y que la represión funciona’, explica Rivera. ‘Tenemos una suma de hándicaps. No tengo más de una llamada al día y no puedo recibir más visitas de las que tengo. Por lo tanto trabajar desde aquí dentro es muy difícil y yo no soy un líder político ‘, le ha dicho Cuixart.

Le he encontrado con una gran determinación y una gran fortaleza, pero también muy consciente de la desmovilización debido al verano y de la espera de la sentencia ‘, resumió Rivera, que ha aprovechado la visita para encontrarse con otros presos ‘sociales.’

 

Publicado originalmente en https://kaosenlared.net




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×