El emperador y el Imperio

Esta semana pasada se han cumplido lo peores vaticinios posibles: el neofascista, el empresario que perdió 1.000 millones de dólares en 1995, el showman televisivo de realitys, payaso a tiempo parcial y sociópata a tiempo completo, Donald Trump y su discurso, tenebrosamente reaccionario que no sólo no esconde sino con el que dobla la apuesta y se jacta con todos nuestros miedos más atávicos, se han impuesto en las elecciones del Imperio. Leer más
×