El Gobierno Canario antepone los recortes a la salud de la población

Un auténtico atraco a los ya escasos recursos materiales y humanos de la Sanidad Pública Canaria se está planteando por el Gobierno de Clavijo. Eso es la instrucción que la Consejería de Sanidad de Morera ha dado a sus gerencias para reducir 11 millones de euros en personal, tratando de suavizarlo de forma ladina con un recorte del 30% en incentivos para directivos, pero además supone no sustituir las bajas laborales (hasta el día 21 de baja), ni cubrir jubilaciones, ni vacaciones, ni días de libre disposición, ni renovar los contratos que terminen antes de fin de año, incluso se está cesando a personal que estaba contratado hasta diciembre. La gerencia del HUC, por ejemplo, ha calculado que dejarán de hacerse cinco mil ecografías, mil operaciones y doscientas resonancias, lo cual incrementara las listas de espera de una manera disparatada si sumamos los pacientes que en estos últimos meses pasaran a engrosarlas. Además de la interrupción de programas y proyectos como el plan de choque contra las listas de espera. Ni que decirse tiene que esto se va a traducir en empeoramiento de las patologías y en aumento de la mortalidad de la población canaria, en pocas palabras CREARÁ UN AUN MAS GRAVE PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA Leer más
×