Pablo Iglesias y el “despertar del fascismo”

Señor Pablo Iglesias:

Entiendo que cuando habla de fascismo, se refiere a grupos más o menos organizados afines a regímenes anteriores como pueden ser el nazismo o el franquismo, entre otros. Obviamente el fascismo es mucho más que esos grupos de nostálgicos, pero no es el momento de irnos por las ramas, y vayamos al tema.

Si se ha despertado el fascismo, como usted dice, significaría que siempre ha estado ahí, y es eso lo que debería preocuparle, su existencia, y no quien lo despierta.

La realidad, señor Iglesias, es que el fascismo, al menos en el Estado español, nunca ha estado dormido, sino amenazando, persiguiendo, dando palizas y sembrando el terror en las calles entre persona transexuales o transgéneros, hombres no masculinos, mujeres no femeninas, cualquier persona que demuestre un gesto de cariño no heterosexual, personas que tienen la desgracia de vivir en las calles, inmigrantes o simplemente personas no blancas, personas no fascistas, jóvenes antifascistas… la lista puede hacerse eterna. En resumidas cuentas, a toda aquella que no sea como ellos. Quizás usted Señor Iglesias, enredado en parlamentarismos y moviéndose por esas altas esferas, se ha olvidado de lo que pasó en la calle ayer, hoy y siempre. La típica amnesia del político. Las que seguimos aquí abajo sigue siendo el pan nuestro de cada día.

Le aseguro, señor Iglesias, que aunque su memoria le juegue malas pasadas, el fascismo en España no “despertó” ayer como usted dice. Le aseguro que nunca se ha dormido, como le puede consultar a cualquiera de sus víctimas. Y le aseguro también que está muy claro que lo suyo no es un partido independentista, pero lo realmente preocupante es que declaraciones como las suyas no solo insultan a las víctimas del fascismo contemporáneo, sino que además deja en evidencia lo muy alejado de la realidad de la calle que está actualmente usted y los suyos, o lo que sería aún peor, su nulo interés.

Por último, para finalizar, recordarle algo que usted, con tanto máster y carreras que tiene, ya debería saber. La existencia del fascismo es solo responsabilidad del propio fascismo, y también de quienes los usan para meter miedo a la sociedad: el Régimen capitalista del que usted y su partido forma parte. La vieja estrategia de “¡cuidado, que viene el fascismo!” abracen y defiendan al régimen corrupto, opresor, autoritario y tan similar a nuestro primo hermano el fascismo, porque el que asoma la patita por ahí es aún peor si cabe, es la carta que siempre usan los del Régimen que usted forma parte y tanto defiende, cuando ven que el chiringuito puede amenazar con desmoronarse.

Sin más, se despide, atentamente, un antifascista orgulloso de los pies a la cabeza, desde la memoria y el máximo respeto a todas aquellas personas que tuvieron que combatir el fascismo en situaciones mucho más difíciles que la actual, incluso dieron la vida por ello, así como el recuerdo a todas las víctimas de un fascismo “dormido” según usted. Por cierto, también soy lumpen. No sé si debería disculparme por esto también.

 
 
 

Seben Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×