Asociaciones ecologistas realizan una cacharrada contra las plataformas petrolíferas

Unas 200 personas se concentraron en el día de ayer en una cacharrada delante de las puertas del Ayuntamiento de Granadilla de Abona convocadas por la asociación ecologista Salvar la Tejita Recuperando Espacios Naturales para mostrar su rechazo a las plataformas petrolíferas instaladas en el puerto de este municipio.

El acto, que contó con el respaldo de más de una decena de asociaciones ecologistas, se organizó coincidiendo con la celebración de un pleno en el consistorio granadillero. 

A pesar del ruido que se organizó y de las consignas expresadas a través de la megafonía, en ningún caso el equipo de gobierno mostró interés alguno por lo que allí acontecía.

Los manifestantes allí reunidos expresaron sus deseos de exigir al equipo de gobierno que se pronuncie a favor o en contra de la instalación de las plataformas petrolíferas.

Durante el acto, se leyó un argumentario explicando las razones de la oposición a las mismas, señalando que las plataformas “traen en sus bases especies invasoras que dañan los fondos marinos y son una grave amenaza a la flora y la fauna marina autóctona”. Ello supone un atentado medioambiental realizado a sabiendas, ya sus efectos ya se conocen en los puertos de Las Palmas y S/C de Tenerife.

Las aguas residuales, pinturas, grasas, aceites y demás materiales utilizados para el mantenimiento y limpieza de los tanques de lastre y de combustible serán vertidos al mar, como ya es habitual en la zona, agravando así el grado de contaminación que viene sufriendo el litoral. Esos metales pesados se introducen en la cadena trófica a través de los peces, acabando en nuestro organismo.

Sólo en el Golfo de México entre 2001 y 2010 hubo 69 muertes, 1349 heridos y 858 incendios y explosiones, según la oficina de Administración, Regulación y Ejecución de Energía Oceánica, una situación devastadora creada a raíz de la actividad desarrollada por plataformas petrolíferas.

Algunos vecinos de Montaña Pelada ya perciben la contaminación acústica y lumínica, y se preguntan si podrán conciliar el sueño cuando lleguen todas.

Su presencia puede repercutir a corto plazo en la merma de muchos puestos de trabajo en nuestra primera fuente de ingreso: el turismo sostenible.

La crisis del petróleo de 2016 ha hecho que la explotación de las plataformas tanto de perforación como de extracción no resulte rentable y han sido retiradas a puertos refugio como el de Las Palmas a espera de mejores tiempos, aunque las energías fósiles representan un modelo caduco y obsoleto abocado a desaparecer. En este sentido, un estudio de la profesora de la Universidad de Las Palmas Julieta Schalenberg afirma que “la energía eólica marina podría cubrir 22 veces el consumo eléctrico en Canarias”.

La plataforma Salvar la Tejita apuesta por modelos imperantes en países desarrollados, basados en energías limpias, “frente a unos gobernantes fósiles que se empeñan una y otra vez en destruir y masacrar nuestro planeta guiados por espurios intereses económicos que benefician a una minoría”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×