Las redes estallan contra PACMA y su comunicado contra el baño de las cabras del Puerto de la Cruz

A la memoria de Chucho Dorta “Benahuya”

PACMA se lanza a la precampaña política en Canarias atacando a uno de los colectivos más frágiles y desprotegidos de las Islas

El baño de las cabras forma parte de las actividades y ritos destinados al cuidado del ganado

Los pocos cabreros que quedan en las Islas no han parado de recibir ataques, como si el empeño estuviera en la desarticulación definitiva del sector primario en el Archipiélago. Ahora, como nueva plaga, les ha tocado sufrir la estigmatización a aquellos cabreros que decidieron continuar con el tradicional baño de las cabras el día de San Juan, en el Puerto de la Cruz (Tenerife); una tradición que, curiosamente, nace como práctica beneficiosa para el ganado, vinculada a la salud y a la higiene de los animales. Pero se ve que la ignorancia es atrevida, y los cabreros un colectivo al que se puede atacar fácilmente; aunque, según se van dando las cosas, a los de PACMA la precampaña no les va a salir gratis, puesto que las redes se han llenado de comentarios críticos con ese partido. Una organización que ya, en muchas ocasiones, ha sido criticada por tratar de sacar tajada de las luchas de colectivos animalistas no partidistas. 

En el comunicado de PACMA se trata con mucho desprecio el baño de las cabras, que califican de “actividad de nula trascendencia cultural y educativa”; orientando desde un principio su ataque hacia la desvalorización de una manifestación cultural canaria profundamente arraigada. Luego, sin aportar ningún elemento de juicio, señalan que dicha actividad “supone un incuestionable perjuicio para los animales”, ignorando el origen y sentido de dicha práctica que, en forma alguna, remite a un interés por maltratar al animal ni  pretende regocijar a un público ávido de sangre y sufrimiento. Muy por el contrario. El baño de las cabras forma parte de las actividades y ritos destinados al cuidado del ganado; no se pretende dañar a los animales, sino beneficiarlos. Aunque, a los ojos de estos señores -supuestos animalistas- todo parece ser un “desagradable espectáculo”; y, sin duda, estamos convencidos de que muchas cosas en Canarias les parecerán un “desagradable espectáculo” o, como solían decir los metropolitanos que llegaban a las colonias, “cosas de salvajes”. En todo caso, ellos lo dejan bien claro en su comunicado, al señalar, de forma inequívoca, que se trataría de  tradiciones y costumbres canarias ancestrales que deben desaparecer.

Las redes echan humo contra PACMA

Desconocemos el nombre de los portavoces de PACMA en las Islas, dado que la única actividad política y social que parecen mantener es la de presentar, cada cuatro años, las correspondientes planchas electorales para rentabilizar la amplia conciencia animalista existente en Canarias. Más allá de eso, y de forma muy esporádica, las únicas actuaciones que les serían conocidas se reducen a este tipo de comunicados, sin un trabajo de base real, sin un activismo con la gente que vaya más allá de la nota de prensa.

Por lo pronto, su ataque al baño de las cabras del Puerto de la Cruz ha cosechado una buena cantidad de críticas en las redes sociales, dado que el público en general parece haber notado -hablando de bañarse, nunca mejor dicho- cierto tufillo que huele a desprecio por lo canario. Un ataque que solo se justifica, a nuestro entender, como maniobra para obtener notoriedad, tratando de hacer pasar por espectáculo cruento una actividad pastoril que no pretende dañar a los animales.   




4 comentarios sobre “Las redes estallan contra PACMA y su comunicado contra el baño de las cabras del Puerto de la Cruz

  • el 12 julio, 2018 a las 10:25 am
    Permalink

    Es como todo, un movimiento social que en un principio se valoró, porque daba voz a un sector que estaba pidiendo a gritos una representación institucional, se fue “acomodando” o fanatizando sin discriminar ni profundizar lógicamente en el acto que se iba a denunciar. Es sabido por todos los integrantes del sector agrario y pueblo en general que el bañito en el mar es bueno para todos, no solo para las cabras en este caso, sino para nuestros animales de compañía también, incluso para nosotros. Hablando de animales de compañía, que ubiquen y denuncien a los criminales que tienen animales, sobre todo perros, hacinados y abandonados en azoteas, sometidos a las inclemencias del tiempo, congelados en invierno y achicharrados en verano. Una acción loable deja de serlo cuando raya en lo ridículo, por no decir estupidez.

    Respuesta
  • el 13 julio, 2018 a las 6:28 am
    Permalink

    La ganadería en cualquier vertiente es explotación animal. El futuro es vegano.

    Respuesta
  • el 15 julio, 2018 a las 11:33 pm
    Permalink

    En la ganadería se establece un intercambio entre animal y ganadero, por otra parte la naturaleza del animal ha sido domesticada durante siglos y su naturaleza es la de ser animal doméstico, estos seres sin su dueño no sobrevivirían. La naturaleza del humano que ha evolucionado a través del consumo de carnes es la de comer carne, es evidente que se puede moderar el consumo de carne pero su ausencia no es factible. (obviamente cuando defendemos la ganadería no hablamos de una ganadería extensiva, para entendernos)
    El veganismo o el vegetarianismo no son una solución para la explotación animal, puesto que desde el descubrimiento de la agricultura el ser humano desplaza a otros animales o bacterias de su propio medio (suelo) hacia la extinción. Y la supuesta ausencia de la ganadería obligaría al aumento del consumo de suelo (con lo cual mas desplazamiento y mas extinción), me supongo que si consideramos la explotación animal como un maltrato el desplazamiento será mucho mucho más que una aberración.
    Tampoco creamos que estas posturas son antisistema o progresistas, porque sus mecanismos han sido totalmente absorbidos por el sistema, es el propio sistema el que produce veganos, su publicidad y sus productos son la nueva industria de la alimentación y las grandes empresas de alimentación clásica son las que están elaborando el pienso que se comen los veganos.
    Pudiéramos estar hablando tranquilamente de una nueva religión que no ve mas allá y no es capaz de ver la problemática que está ocasionando. Si alguien te dice antes que es vegano que su nombre, es preocupante, sectarizante. Y el intento o obligación de probar este tipo de conductas con niños también. Luego está la salud mental, si tenemos que tener fuerza de voluntad para adoptar esas dietas lo que estamos comiendo nos está generando un problema mental, si somos lo que comemos, nos estaremos convirtiendo en seres tristes e infelices.
    Tampoco creo que la razón del veganismo o vegetarianismo sea la de evitar el maltrato animal, los animales si te preocupan pero no muestras ningún tipo de empatía por el vecino. El otro día me enteré de que un compañero se había convertido al veganismo porque le preocupaba supuestamente el maltrato animal, y este compañero me debe dinero desde hace tiempo y por lo que se ve no tiene intención de devolvérmelo.

    Lo de considerar el baño de las cabras o la ganadería un maltrato, no es mas que una banalización insensible, egoísta y muy ingenua del maltrato, ya que las que hemos sido maltratadas de verdad sabemos muy bien de lo que se trata…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×