Mantener la salud mental ¿se puede?

BUENA SALUD MENTAL

Tenemos que empezar diciendo que todas aquellas personas que gozan de buena salud mental, tienen control de sus pensamientos. Es decir, tienen control de lo que piensan y mantienen en equilibrio todas y cada una de las acciones que se pueden activar o no, gracias a ese control. Suelen ser personas que se sienten bien consigo mismas, al mismo tiempo que mantienen un buen nivel de actitud en sus relaciones interpersonales.

Deberíamos recordar que hay personas que tienen buena salud emocional a veces tienen problemas emocionales o enfermedades mentales.

La enfermedad mental con frecuencia tiene una causa física pudiendo ser algún desequilibrio físico en el cerebro. El estrés y los problemas en la familia, en el trabajo o el colegio… a veces pueden desencadenar una enfermedad mental o hacer que esta empeore.

Parece ser que las personas que emocionalmente están sanas han desarrollado maneras de hacerle frente al estrés y los problemas. Este tipo de persona sabe cuando necesitan buscar ayuda de parte de su médico o asesor psicológico.

LA RABIA

A veces no sabemos cuál es la causa de nuestra rabia, cuánta rabia estamos llevando por dentro y como expresarla. Podemos generar rabia en relación con ciertos eventos, consigo mismo o en relación con las acciones de las demás personas… muchas cosas pequeñas pueden acumularse y hacer pensar que la vida puede ser injusta.

Siempre que veamos que esa rabia no la podemos controlar o que ni siquiera sabemos identificar su origen, deberíamos pensar en visitar a un especialista y solicitar su ayuda.

CÓMO EVITAR PROBLEMAS

Antes de nada, hay que estar al tanto de nuestras emociones y reacciones y por supuesto tratar de entenderlas. Deberíamos aprender a diferenciar las causas de la tristeza, la frustración y la rabia en nuestras vidas; eso nos podría ayudar a manejar mejor nuestra salud emocional.

EL ESTRÉS Y LAS EMOCIONES

El cuerpo responde al estrés produciendo hormonas de estrés, estas hormonas ayudan al cuerpo a responder a situaciones de necesidad extrema; pero cuando nuestro cuerpo produce demasiadas de esas hormonas y durante un periodo de tiempo largo, estas hormonas agotan el cuerpo y las emociones. Aquellas personas que están constantemente bajo el efecto del estrés, con frecuencia van a ser personas muy emocionales, ansiosas, irritables e incluso depresivas.

LOS PROBLEMAS EMOCIONALES ¿SE PUEDEN TRATAR?

Vamos a decir que sí. Dejaremos unos puntos de referencia y ayuda.

. Aprender a expresar los sentimientos en la forma adecuada: Es muy importante que la gente cerca de nuestro entorno sepa cuando algo nos molesta o no.

. Evitar guardar los sentimientos de rabia o tristeza… eso consume.

. Antes de actuar: pensar, así evitaremos decir o hacer cosas de las que después nos podamos arrepentir.

. Hay que trabajar en llevar una vida equilibrada. Se debería sacar tiempo para hacer las cosas que nos gustan y nos hacen ser felices.

. El buen estado físico así como el ejercicio constante, nos ayudará a llevar una vida sana y por tanto nos ayudará en el control de nuestras emociones.

MENS SANA INCORPORE SANO. 

Juan Antonio Gómez Jerez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *