Somos Lanzarote pide que se aclare si la bodega que construye el ex alcalde de San Bartolomé tiene licencia en vigor

Denuncian que la licencia otorgada en 2012 permitía la construcción de la misma en los dos años posteriores

Han solicitado en una moción que se elabore un informe técnico que determine la vigencia de la misma

Somos Lanzarote ha solicitado, a través de una moción en el pleno de este lunes, que el Ayuntamiento de San Bartolomé aclare si la bodega que construye la sociedad Finca Las Quemadas (propiedad de Miguel Martín,  ex alcalde de Coalición Canaria en el mismo municipio) tiene licencia de construcción en vigor.

Desde la organización insular denuncian que “en enero de 2012 la sociedad Finca Las Quemadas solicita una licencia para construir una bodega en La Geria que finalmente es otorgada en septiembre de ese mismo año. Según la misma, las obras debían estar empezadas en un plazo de tres meses desde su comunicación y terminadas en el plazo de dos años. Se podía obtener una prórroga por un plazo igual si se solicitaba de forma expresa antes de que finalizara el primer plazo. Las obras dan comienzo en octubre de 2012 y seis años después siguen desarrollándose y no constan ni petición de prórroga ni justificación de la demora en el expediente”. 

Asimismo señalan que “pasado el plazo establecido por la licencia, el Seprona realizó una inspección a las obras y preguntó al Ayuntamiento si existía licencia en vigor y si a su vez la construcción es autorizable según la normativa en vigor. La respuesta que emite David Rocío, concejal responsable del área de urbanismo, es que la licencia sigue vigente porque nadie ha declarado su caducidad, señalando que se concedió la licencia estando en vigor el Plan Especial de La Geria y aunque este plan esté anulado, su anulación no comporta la nulidad de todos los actos administrativos aprobados cuando estaba vigente. Sobre la caducidad, Rocío indica que hace falta una resolución expresa para caducarla, y alude al artículo 347.6 de La Ley del Suelo, normativa aprobada cinco años después de la concesión de la licencia, que determina que “el transcurso del plazo, inicial o prorrogado, de vigencia de una licencia sin que el interesado haya comenzado o en su caso, concluido la actuación habilitada facultará a la administración para incoar expediente de caducidad de la licencia, donde se dará audiencia al interesado”, indicando que la Administración decretará la caducidad de la licencia “cuando la demora en el inicio o en la conclusión de la obra no esté justificada y existan además elementos fehacientes que evidencien la imposibilidad de si inicio o conclusión en el plazo solicitado”.

Según David Rocío, no se han caducado “ni licencias ni expedientes” porque el Ayuntamiento debería haber abierto un expediente de caducidad y dar audiencia al interesado”, concluyen. 

En la moción presentada por Somos Lanzarote, que será defendida por su portavoz y concejala en el Ayuntamiento de San Bartolomé, Paula Corujo, la organización solicitará que se elabore un informe técnico que determine la vigencia de la licencia. Además, los insulares quieren comprobar si se han cumplido todos los parabienes legales en la transmisión de la licencia sobre la finca, y piden que el Ayuntamiento de San Bartolomé busque los mecanismos oportunos para esclarecer la situación en la que se encuentra el proyecto de bodega tras la anulación del Plan Especial de La Geria y si comparte el criterio del informe del Cabildo sobre este mismo proyecto. También quieren conocer la posición del grupo de gobierno ante la petición del promotor de la compensación en el hipotético pago del canon.

 

 

Foto de portada: Manolo de la Hoz




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×