Condenado el Ayto. de Candelaria por el caso “cómic guanche”, que tendrá que pagar cinco meses a Luis E. Fierro y las costas del juicio

Se confirma íntegramente la sentencia de hace más de dos años que da la razón al denunciante, el pintor artístico Luis Eduardo Fierro, y condena al Ayto. (entonces regido por el alcalde socialista, Gumersindo García, también condenado a inhabilitación) ni pagó, ni contrató, a Fierro por los cinco (u ocho) meses de 2010 que trabajó para ilustrar el cómic “Antón Guanche. El encuentro entre dos mundos”. La sentencia constata que Gumersindo conocía estas irregularidades (PREVARICACIÓN) y que posteriormente intentó que Fierro cediese los derechos en exclusiva de todas sus acuarelas de Guanches o sería despedido. Ante esta clara COACCIÓN, el ilustrador no cedió y fue despedido, aunque el ya exalcalde había elogiado muy favorablemente su trabajo y reconoció haberlo “forzado” para que el cómic se publicara justo antes de las elecciones de 2011. Todo se pudo demostrar por las grabaciones que Fierro aportó y que confirman muchas otras irregularidades y presuntos delitos del Ayto. El Juzgado también negó al Ayto.sus pretensiones de prescribir el juicio y de impugnar tales grabaciones, así como su recurso para eliminar frases que no le convenían (y que demuestran, una vez más, las irregularidades entre el Ayto. y Epelcan, empresa de la que Gumersindo García era presidente). Sin embargo,han desaparecido documentos del Cómic por parte del Ayto., y que fueron requeridos hasta 5 veces en 2 años. El ya condenado Ayto. de la actual alcaldesa Mari Brito ha comunicado muy tardíamente al Juzgado que “no sabe dónde están”. Es sólo una más de las muchísimas irregularidades que, según Fierro, lleva soportando desde hace ya 8 años en solitario, pues, su larga batalla judicial la ha enfrentado él sólo contra el Ayto., la empresa Epelcan, el guionista Quique Ramos y el sustituto 2º ilustrador Eduardo Glez., que fue contratado posteriormente para repetir de nuevo el mismo cómic, con el consiguiente doble gasto que negaron durante años. Este 2º contrato al 2º ilustrador lo tuvo que firmar el propio Gumersindo García, ante la negativa del anterior gerente de Epelcan, pues supo la injusticia del despido de Fierro y testificó a su favor en el juicio.

La sentencia constata que son ocho, y no cinco, los meses adeudados : “tales presupuestos fácticos permiten presumir la existencia de relación laboral entre Fierro y la corporación local desde marzo de 2010 hasta noviembre del mismo año”.

Fierro considera que el Juzgado no ha analizado las grabaciones que demuestran tantas irregularidades. La Justicia es muy injusta y las leyes (plagadas de trampas) blindan a los ayuntamientos. Es casi imposible actuar judicialmente contra tantas desigualdades.  Además, su abogado de oficio le ha engañado, pues registró su recurso unilateralmente sin considerar sus aportaciones (de hecho, la sentencia establece que su recurso está mal planteado por su abogado y funcionarios del mismísimo Tribunal Superior de Justicia de Canarias le recomendaron presentar queja contra su abogado de oficio porque incluso dejó pasar 12 días sin notificarle la sentencia, haciéndole perder así la posibilidad de recurrir, ya que agotó deliberadamente el plazo de 10 días. Explica el ilustrador que “donde he sufrido más injusticias es, precisamente, en el sistema judicial, un enorme obstáculo administrativo que no le ha facilitado ningún trámite. Es una enorme injusticia para una persona sin recursos (en indignante desventaja) que lucha contra todo un Ayto., el cual sí  dispone de muchos abogados profesionales que le pagamos todos, frente a una sola persona que tiene que conformarse con un abogado de oficio que no le defiende, sino que sólo hace una gestión administrativa. El exalcalde Garcíano pagará de su bolsillo nada, ni el Ayto., pues lo hará con dinero público (no así el denunciante que, de haber perdido, tendría que pagarlo todo). Es la injusticia del sistema, razón por la que casi nadie se atreve a denunciar, además de por el miedo a pagar las costas, el calvario de años y los absurdos plazospara los trámites (que obligan a hacer las cosas de prisa y mal). Debería existir la “Responsabilidad Patrimonial”, esto es, que los responsables políticos paguen sus errores con su propio dinero. La desigualdad e injusticia son enormes desde el primer momento de denunciar. El sistema te obliga al sometimiento a un abogado desconocido y no permite al denunciante hacer ni la más mínima gestión sin su aprobación. Nunca obtuve ningún respaldo de la Inspección del Trabajo, ni del Diputado del Común, ni de la Audiencia de Cuentas. No hicieron nada de nada.”

Fierro, aunque ganó, recurrió porque los 5 meses adeudados se habían establecido en sólo 1.411 €, que corresponden a un sólo mes (lo cual, no le daría ni para pagar la gran labor de su primera abogada), y solicitó una cantidad cercana a 12.000 € debido a que los hechos probados de la sentencia demostraban que eran 8 los meses adeudados. El Ayto. también presentó recurso para tratar de eliminar frases del guionista en las que Quique Ramos aseguró que primero trabajó para el Ayto. y luego para Epelcan. Ambos recursos han sido ahora desestimados, aunque se confirma la condena al Ayto. al abono de esos 5 meses en la misma exigua cantidad y al pago de las costas. Fierro vuelve a estar no conforme pues la Justicia no compensa económicamente a una persona sin recursos que ha pagado muchos trámites durante muchos años (ni siquiera establece intereses de demora, ni indemnización, por los OCHO AÑOS que han pasado), lamenta que ni siquiera se investigan las demás irregularidades evidentes en las grabaciones, presentará queja a su abogado de oficio y volverá a denunciar al Ayto. “condenado”, pues ya hay sentencia a su favor y hechos probados que le dan la razón.

Aunque ha ganado el juicio. A Fierro le ha supuesto un inmerecido menosprecio a su larga y gran profesión artística. Ha tenido que soportar denuncias contra él que fueron desestimadas posteriormente e incluso el envío de policías a dos de sus exposiciones de Guanches, una de ellas en Güímar (cancelada sin indemnizarle), y también el uso sin su autorización de uno de sus Guanches para bordarlo en el manto de la virgen del Socorro hace dos años (y que nadie ha sido capaz de desmentir con pruebas, sino que lo siguen ocultando, borrando el manto hasta del Google, tapándolo el año pasado con un manto verde y este año con el encargo de otro nuevo manto).

Fierro también sopesa denunciar al guionista Quique Ramos por su ya demostrado falso testimonio en el juicio. Pero es tal la injusticia de la Justicia, que eso no le reportará nada. Afirma que “el único testigo ha mentido y le ha perjudicado, pero si denuncio su falso testimonio no recibiré ningún beneficio”. De hecho, considera (y así se lo informó a su abogado de oficio, que no le hizo caso) que su testimonio debió anularse por completo debido a que se basó en que había contactado con él por 1ª vez tras saber por la prensa que había ilustrado otro cómic en 2010 (“Agustín de Betancourt. Un ingeniero canario universal”) para el Cabildo. Tal falsedad es obvia ya que ese otro cómic salió en prensa a mediados de 2011 y la propia abogada del Ayto. aportó a los autos esa publicación para luego retirarla. Lo cierto es que Fierro y Ramos se conocían desde 20 años atrás y habían colaborado en multitud de proyectos.

Ahora, Fierro DENUNCIARÁ  aL exALCALDE Gumersindo García y al Ayto. de Candelaria por prevaricación, coacción y cohecho. En las grabaciones aportadas por él, Quique Ramos le asegura que se encargará de hablar mal de él para que nadie le contrate y Gumersindo (a cambio de firmar lo no pactado) le dijo que se lo pensase bien, pues iban a seguir en el Ayto. varios años, le ofreció continuidad para hacer varios cómics más y que las puertas de las salas de exposición las tendría siempre gratuitamente abiertas para exponer cuando quisiera. También reconocen haberle generado fallos a Fierro por las prisas para fecha electoral, que pretendían usar sus ilustraciones para otros muchos fines (el Museo de la Virgen, entre otros), que se habían sobrepasado del presupuesto en varios miles de euros y que si no firmaba la cesión exclusiva le despedirían y les tenía que devolver todo lo cobrado. Tampoco hubo remuneración al ilustrador por el accidente de circulación que tuvo por un reconocido “traslado laboral” en un día de fuertes lluvias por insistencia del guionista para llevarle varias ilustraciones. No había nada estipulado en el contrato, todo eran suposiciones y acuerdos verbales (la sentencia expresa que “el carácter verbal del contrato de trabajo que se entabló con el Sr. Fierro dificulta determinar las condiciones que se pactaron”). Todas estas y muchas otras frases, que son pruebas judiciales, el Ayto. ha pretendido que no sirvan para posteriores juicios, lo cual evidencia pretensiones de seguir denunciando al ilustrador.

Imposible olvidar (prosigue Fierro) el desprestigio público que le ocasionó deliberadamente el escritor del Diario de Avisos Norberto Chijeb, el cual, además, justo antes de su tergiversado artículo del pasado 17 de enero, publicó en su muro de Facebook  “Quien a Fierro mata, a hierro muere”. En su página del Diario de Avisos, Chijeb retrató a Fierro casi como un delincuente, escribiendo que “si Fierro no abona la multa de 120 € tendrá que entrar en prisión”, lo cual es absolutamente falso, pues se trataba de una “falta leve” (no un delito) por perder un juicio al que fue sin abogado (para una falta leve no lo dan). O sea, acudió a su primer juicio en clara indefensión. Fue debido a que Fierro envió unos mensajes al entonces alcalde Gumersindo García en los que le requería las muchas deudas que ahora se confirman o destaparía todas las irregularidades a la prensa, cosa que hizo y menos mal, pues nadie hubiera sabido el caso. Fierro denunció a Norberto Chijeb en 2015 por falsedades y desprestigio público, además de solicitar a la Fiscalía que investigue sus presuntos tratos de favor al exalcalde socialista García, debido a sus presuntos favores mediáticos, y que se aclare la encarcelación de Chijeb en los calabozos de la Guardia Civil de Candelaria y su irregular puesta en libertad debido a la intermediación del ya inhabilitado exalcalde (hechos conocidos “vox populi”). La respuesta de la Fiscalía, que no ha investigado nada, no pudo ser más injusta, pues requirió a Fierro la presentación de una querella, para lo cual hay que pagar 4000 €.

También es imposible olvidar (siempre según Fierro) el denunciable y muy poco honorable silencio que, durante estos años, y sabiendo que perjudicaban a Fierro, han tenido las siguientes personas : el concejal Paco Pinto, el historiador Octavio Rodríguez y el arqueólogo Antonio Tejera Gaspar, así como las secretarias de alcaldía, el guionista Enrique Ramos y el sustituto 2º ilustrador Eduardo González.

Recientemente se ha aprobado en sesión plenaria la creación de un Centro del pasado Guanche en Candelaria. Todas las ilustraciones de Fierro, casi 200 acuarelas de gran rigor antropológico, el ilustrador considera que el Ayto. se las ha atribuido ilegalmente (también lo ha denunciado) y, al no haber firmado el escrito de cesión exclusiva, no pueden usarlas para nada, así que no concederá tal uso, ni ningún otro. Fue el propio Fierro quien (debido a tantas presiones, incumplimientos, irregularidades, cambios constantes y faltas de atención a sus puntualizaciones como autor de las ilustraciones y coautor de la totalidad del cómic) no les autorizó la publicación en 2011 porque notificó por registro de entrada nada menos que 132 fallos ajenos, de otros, por las prisas electorales y no dio su aprobación al resultado final. Aún así, el Ayto. quiso llevarlo a imprenta, pero Fierro no les firmó la cesión exclusiva (supondría la pérdida total de sus derechos de autor para cualquier uso y para siempre, en vez de para un solo cómic, que fue lo pactado, y para lo cual sí hubiera firmado). Según él, “es una pena que la historia de los Guanches se politice y se tergiverse religiosamente. También que se les represente como meros superhéroes de tebeo para todos los públicos. El colmo es que el invento de la aparición de la virgen y la religión católica fueron el engaño para conquistarlos, y que esto se celebra festivamente. Lamentablemente, los Guanches son usados políticamente y para negocio editorial”.

Luis Eduardo Fierro

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×