El artista canario, marginado en su propia tierra

Hablar de Canarias, es hablar de un paraíso natural y también de arte con mayúsculas. Unas islas en que las que ya sus antepasados, que vinieron del norte de África, tenían su forma de crear y expresarse, como pueden ser sus grabados, sus bailes, ritmos, melodías y cantos, como son el Sirinoque, el Canario, el Tajaraste, etc.

Después de la conquista, los antiguos antepasados lucharon por conservar estas tradiciones tanto culturales, como artísticas, y algunas se fusionaron o simplemente se desarrollaron otras vertientes dentro de estas islas.

En la actualidad, el canario es una amalgama de varias subespecies y culturas humanas, que conviven con naturalidad, al menos para mí, porque los complejos étnicos deberían desaparecer, solo la bondad del ser humano, y que los tiranos y ladrones se manden a mudar, primeramente de esta tierra, y a continuación del planeta, o por el orden que ustedes desean.

Por la mezcla de estas raíces, en Canarias existen muchos estilos y artistas, unos más conocidos y otros menos, unos que pueden vivir del arte y otros no.

Es por todos sabido y si no lo hago saber, que la figura del artista canario está en un segundo plano y no tiene la importancia que debería tener en la sociedad isleña, y no es por la falta de talento, ya que aquí hay talento a raudales, si no por la falta de apoyo de algunas instituciones y algunos locales que no apuestan por los artistas de su tierra.

Dentro de la música, se les pagan millonadas a los artistas que son de fuera del Archipiélago, cuando aquí hay talento de sobra, y al artista canario se le paga una miseria, o se le invita a la conocida barra libre. Por eso movimientos urbanos como el rap o el reggea, se mantiene a flote, porque hay talento, y las personas que lo hacen ponen muchas horas de su tiempo y de su bolsillo para realizar buenos proyectos, que expresen la realidad de Canarias y de sus vidas, aportando letras, melodías y ritmos, para que todos tengamos información y material de escucha, para los que nos gusten estos géneros.

En literatura, la cosa no es muy distinta, las librerías contienen poco material de artistas canarios. Para empezar que te financien un libro ya es una ardua tarea, pero si a eso sumamos que editar un libro por tu cuenta es sumamente caro, y que las posibilidades de éxito son bastante escasas, nos quedamos en enaguas, ante el mucho talento que hay en blogs alternativos.

Canarias es arte, expresión pura y dura, pero no tiene el respaldo de las instituciones, que siendo crítico, son pocas las cosas que hacen bien y muchas las que hacen mal.

He explicado los movimientos que más conozco, animo a otros artistas, en otras ramas, en otros estilos, a explicar su situación personal dentro del arte en Canarias.

 

 

 

 

 

Joel Pérez Noguera

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×