Españoles no, canarios colonizados sí

El proceso de la colonización y del colonialismo sobre el archipiélago canario y sobre su población de origen y actual ha sido un minucioso trabajo que terminó tallando y moldeando nuestro pensamiento a la medida de otros durante estos seis siglos de colonización española hasta la actualidad. Es por lo que todo lo que creemos saber debe ser cuestionado. Está claro que para muchos el cuestionamiento mismo es inadmisible. Las cosas son como son y es precisamente el estar poco dispuestos a reconocer la historia real del colonialismo y el alto grado de colonización española y foránea extranjera en el archipiélago canario y creando aposta una presión alienadora sobre su pueblo identitario, descendientes de nuestros antiguos canarios y de todo lo que es nuestra cultura indígena.

Evidentemente no vamos a poder entrar en la mentalidad del canario españolizado asimilado y aculturado hasta su propia simiente en su concepto ficticio de creerse igual a un español y que sin duda tampoco debemos dar por imposible, ya que las tornas mentales son cambiantes y como dice el dicho ” burro cargado busca camino”.

Seguidamente estamos los patriotas independentistas, los que pensamos mas allá de nuestra triste realidad y que vemos la luz de que pronto llegaremos a ser un pueblo libre y prospero , el ver cómo nos sacudimos esas cadenas españolas  y que sabemos el terruño que pisamos, que conocemos la existencia y todos los efectos que produce el colonialismo español sobre el individuo canario representado en su más perverso y sibilino adoctrinamiento y aculturamiento del querer y seguir desterronando la identidad de todo un pueblo.

Si es evidente que muchos patriotas canarios independentistas dentro de la capacidad de observación y madurez  y con respecto a ese entorno colonial y colonizado que sufrimos día tras día y con ese reconocimiento de la situación real nos hace inmunes y nos fortalece a no permitir que el colonialismo sibilino español venga a seguir comulgando con ruedas de molino . Todos deberíamos empezar a aportar ideas propias de nuestro entorno archipiélago y de lo que necesitamos los canarios y canarias para ser prósperos y salir de este macabeo juego de ideologías políticas proespañoleras que lo único a donde nos van a llevar siempre es proa al marisco, ya que la correa de transmisión colonial está diseñada para que el lindo esclavo canario no se escape de su bonita jaula hecha a medida.

Debemos quitarnos de encima ese lastre que nos pesa, nos aplasta, y no nos deja otro camino que no sea el de la resignación. El peor y principal lastre es ese típico tópico que dice que somos descendientes de españoles y que así lo manda el santísimo y rancio estado español por sus cigotos. Una colonia canaria institucionalizada por esos criollos burgueses de las oligarquías caciquiles  y que ocupan nuestras instituciones cuidándoles la finca al amo español como simples medianeros que es lo que son y muchos no sirven ni para medianeros.2015122911024168662

Si quieres dominar a alguien debes convencerlo de su inferioridad, de su incapacidad de tomar decisiones propias, no importan los medios sino el fin. Remóntate a su historia, achácale a sus genes, restriégale en su cara cada uno de los errores, que nunca los olviden, que se sienta incapaz de evitarlo. Limítalo y que crea que las limitaciones son suyas. Redúcelo mientras lo envuelves con la imagen deseable, hasta que caiga a tus pies suplicando tu protección y dependencia. Eso nos han hecho y eso nos hacen.

Entonces repetimos las historias que nos contaron los vencedores y nos siguen contando sus herederos colonialistas. Admitimos comparaciones imposibles. Vemos el efecto pero no la causa, generalizamos defectos y minimizamos virtudes,  aceptamos la desesperanza porque frente a la inferioridad congénita poco o nada se puede hacer. No hay solución posible cuando nuestra misma naturaleza nos condena.

Debemos desbaratar todas las mentiras y falacias del colonizador, mirar más allá de lo evidente, con nuestros propios ojos y empezar una especie de borrar esa falsa visión adulterada y hecha a posta para que los criollos colonialistas, caciques y el estado español sigan rapiñando nuestras riquezas y recursos, que son nuestros, de los canarios. Repensemos desde lo que somos, haciendo de esto un ejercicio cotidiano. Una necesaria tarea liberadora.

Arturo Caballero González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×