Miles de tinerfeños se manifestaron el pasado 27 de febrero en la convocatoria de salvar La Tejita

Los convocantes consideran fundamental que el espacio de La Tejita disponga de una “zona de amortiguamiento” que permita la transición entre la zona protegida y la zona urbana

La manifestación, que partió al mediodía del pasado sábado 27 de febrero de la plaza Weyler, congregó a unas 3.500 personas convocadas por la Plataforma Salvar la Tejita, que ha nacido con el fin de proteger la emblemática playa de La Tejita y la Reserva Natural Especial de Montaña Roja del daño irreversible que le causaría la construcción de un alojamiento hotelero de grandes proporciones en sus inmediaciones.

Plataformas ciudadanas, grupos ecologistas, colectivos sociales, partidos políticos y muchos ciudadanos de distintos puntos de la isla se hicieron notar en una reivindicativa jornada en la que no faltó una batucada que acompañó a lo largo del recorrido los lemas de los manifestantes, como “los espacios naturales son para protegerlos”, “Cejas escucha la Tejita está en la lucha”, “Se va a acabar, se va a acabar, con tanto especular” “No queremos hotel en La Tejita” “La playa de la Tejita, ni se toca ni se quita”. La manifestación finalizó en la plaza de la Candelaria donde se leyó un manifiesto.

Miembros de la plataforma Salvar La Tejita, señalan “que Montaña Roja fue declarada Paraje Natural de Interés Nacional en 1987 por la Ley 12/ 1987, pasando a formar parte de la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos. En el año 1994 queda reclasificado como Reserva Natural Especial por la Ley de Espacios Naturales de Canarias. Como consecuencia de ese alto valor ecológico la Reserva Natural Especial de Montaña Roja está catalogada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) dentro de la región Macaronésica de la Unión Europea. Está catalogada, asimismo, como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).”

Asimismo, recuerdan que “este entorno natural es, además, muy apreciado y querido dentro y fuera de la Isla, eso explica que en escasas semanas, se hayan recogido casi 100.000 firmas en contra del proyecto y en defensa de la protección y conservación de este singular patrimonio natural.”

La Plataforma Salvar la Tejita “considera que es fundamental que una reserva de estas características disponga de una Zona de Amortiguamiento, es decir, de espacios de transición entre las zonas protegidas y el entorno. El establecimiento de esa zona de amortiguamiento es decisiva para minimizar las repercusiones de las actividades humanas poco sostenibles e impactantes que se realizan en los territorios adyacentes a los espacios naturales. El hotel proyectado tiene 276 metros de frente de playa y una superficie de 26.000 metros cuadrados justamente en las parcelas colindantes al espacio protegido. Resulta imposible aceptar que una construcción de estas características vaya a integrarse en el entorno sin un impacto medioambiental y paisajístico significativo.

La Plataforma ha adquirido el compromiso irrenunciable de hacerse eco de ese clamor y hace saber a la sociedad de Tenerife y a las instituciones mencionadas que no va a cejar en su empeño hasta ver retirado el mencionado proyecto.”

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×