¿Por qué el independentismo canario no crece?

Decían los medios de desinformación canarios (El Día, La Tarde, D.A., la Provincia, Canarias 7, etc.), allá por los años 70, estando el MPAIAC en pleno apogeo, que los independentistas canarios cabíamos en un taxi. No obstante, en las elecciones a las Cortes Generales españolas, del año 1977, la Unión del Pueblo Canario formado por la coalición de Partido comunista Canario (PRC), Células comunistas, PUCC-MIRAC, Asamblea Canaria, Pueblo Canario Unido y CANC (actualmente integrado en Intersindical Canaria) logra constituirse en la tercera fuerza política en Canarias asombrando y asustando a la oligarquía traicionera canaria.

Si en los años 70 “no cabíamos en un taxi”, y aún así logramos ser la tercera fuerza política… ¿qué ha ocurrido para que a día de hoy, siendo conscientes de que ya no cabemos en un taxi, aún no conquistemos las instituciones canarias? La respuesta es sencilla: el miedo nos tiene paralizados.

Pero, ¿miedo a qué? Pues miedo al futuro, miedo a lo desconocido.

Estamos siendo bombardeados constantemente de que Europa es la solución a nuestros males, de que si bien estamos en crisis, pero si abandonamos España y con ello Europa, vamos derechos a la mendicidad como pueblo, mientras en España y dentro de la Unión Europea, una vez que pasemos esta coyuntura, sonarán las trompetas y el mundo se volverá de color de rosa…y lleno de euros.

¡Mentira total y absoluta!

Es hora ya de desmitificar las bondades de esa Unión Europea que nos venden como la gran panacea.

Durante la Edad Media, Europa está sumida en la era de la oscuridad, fiebre, epidemias, Inquisición…, sin embargo hay un punto de luz: Venecia y Florencia, zona del norte de Italia donde se han refugiado los judíos del Imperio bizantino poniendo en práctica por primera vez el sistema bancario actual y que permitió el intercambio comercial de la zona del Mediterráneo y Asia.

Es aquí en Venecia y en el S. XVI donde comienza a construirse el proyecto de la gobernanza global que nos rige en la actualidad.

Es en este siglo y en Venecia y Florencia, donde surge una lucha antagónica entre dos fuerzas políticas: los Giovanni, o Nuevo Partido Veneciano constituido por el poder de la banca y que propugnaba la pérdida de soberanía de los Estados en beneficio de la élite financiera y el Vecchi, o Partido viejo que se fundamentaba en el Renacimiento de la humanidad y bajo la doctrina humanista de Nicolás de Cusa. Evidentemente en el pulso, ganó la élite financiera quién tardó poco tiempo en afincarse en Londres (La City) y Holanda, y desde aquí fue tejiendo la telaraña que abarcara el mundo occidental para poco a poco ir robando la soberanía a los Estados y pasando la élite financiera a gobernar los pueblos del mundo.

Una vez acabada la II Guerra Mundial, esta élite aprovechó la cumbre de Bretton Woods para estructurar el Nuevo Orden Mundial que estaría constituido por el FMI (Fondo Monetario Internacional), BM (Banco Mundial) y el dólar como moneda de referencia internacional.

Es precisamente el FMI la herramienta principal que utiliza la élite para someter a los pueblos del mundo, ya que sustentado por una ideología neoliberal, cuyos principales ideólogos pertenecen a la Escuela Económica de Chicago, escuela que basa sus principios no en el beneficio del ser humano sino en el beneficio la gran oligarquía financiera no le duelen prendas en prescindir de la clase trabajadora y del sufrimiento de los seres humanos con tal de enriquecer sus arcas.

Esta gobernanza de la élite financiera ha provocado que mientras los políticos y los medios de comunicación occidentales nos hablan de lo bien que se vive en Europa, la realidad es todo lo contrario: pérdida del poder adquisitivo, pérdida de empleo, precariedad laboral, hiperinflación, deslocalización, desahucios masivos, quiebra económica, etc.

Y es aquí, (entiendo yo) que está la clave de la inacción de los canarios ante qué pasos dar que nos den beneficio y futuro económico.

Es prioritario que los independentistas pasemos a desmitificar Europa, que la desenmascaremos, que el pueblo no se deje engañas más de los silbos de las serpientes venenosas que tratan de dormirnos mientras nos roban toda nuestra riqueza e identidad.

Pero a la vez que desenmascaremos a Europa, hemos de ofrecer una alternativa económica que atraiga a nuestro pueblo.

En próxima entrega, procuraré ofrecer esa alternativa económica que creo atrayente para nosotros, hombres y mujeres del pueblo.

 

Fructuoso Vicente Rodríguez Morales

2 comentarios sobre “¿Por qué el independentismo canario no crece?

  • el 14 julio, 2018 a las 10:22 pm
    Permalink

    Canario de origen y un poco tarde he empezado a leer libros de mis siete islas. Es verdad lo que dices, estamos acomodados, lo que pasa es dar ese paso al frente y es duro, hay pensamiento independentismo pero discutimos entre nosotros xq queremos ser el abanderado.

    Respuesta
    • el 13 noviembre, 2018 a las 8:02 pm
      Permalink

      Muchacho Vete a cabo verde y mira como viven ahora que son independientes y después vas a las Azores y sacas tus conclusiones a ver quién vive mejor

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×