1º de Mayo. La unidad del proletariado

“La unidad del proletariado, por el contrario, constituye un problema, una tarea, un desafío, incluso un imperativo en determinadas situaciones de emergencia, pero no un estado de cosas real que se dé espontáneamente. Puede lograrse durante un periodo más o menos limitado y con un propósito determinado, pero nunca puede asumirse como una condición persistente y no problemática, incluso después de haberla alcanzado en una situación sociohistórica específica. Por el contrario, tiene que ser constantemente recreada con el cambio de las circunstancias mientras que las causas objetivas de la desigualdad (debidas a la división social jerárquica del trabajo y las diferentes tasas de explotación heredadas) sigan presentes –sea cual fuere la forma que adopten-, como seguirán durante un período histórico de transición mucho más prolongado de lo que sería deseable”.

István Mészáros.

 linea azulia

Extraído de: “Actualidad histórica de la ofensiva socialista. Alternativa al parlamentarismo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×