Canarias amazigh, tras la huella de los antiguos canarios

Después de ver este documental que parecía prometer algo nuevo, me quedo decepcionado una vez más con la Televisión Canaria. Incluso llego a la conclusión de que no lo emitieron en la fecha que habían anunciado anteriormente al jueves 1/06/17, para crear expectación y tirar de la audiencia de una forma masiva.

Sin ánimos de desautorizar a ninguno de los intervinientes, sí quiero destacar que, la mayoría, son los mismos arqueólogos, antropológos –algunos nuevos– y otros ilustres que trabajan para las administraciones coloniales, echando de menos a otras autoridades independientes que tenían mucho que decir y aportar luz donde no lo pudieron hacer los elegidos que, además de contradecirse, todo quedó en las mismas hipótesis de hace 40 años; personas éstas, que reconocen que hoy cuentan con muchos más medios para la investigación, aunque los resultados siguen siendo los mismos. 

Faltaron los científicos que han hecho estudios determinantes de la genética sobre el ADN mitocondrial, que se transmite por línea materna, trabajos concluyentes que hablan de una persistencia de canarios precoloniales en la sociedad actual, en un porcentaje 43%, añadiendo que la invasión hacia Canarias en dos décadas ha sido desmesurada. ¿Por qué no se entrevistó a esos investigadores o presentaron sus trabajos en el documental? El señor García Talavera estuvo excluido del programa, a pesar de que cuenta con otro estudio determinante al respecto, no sé si fue por su pensamiento independentista. Sin embargo, sí que invitaron a algunos españoles, donde uno se atrevió a decir que “las personas o pueblos no tienen raíces como las plantas, sino piernas para moverse”. Esto se contradice con la primera parte del documental, donde los primeros pobladores –canarios– de San Antonio de Texas, estaban ansiosos y orgullosos de conocer sus orígenes, y tratan de seguir manteniendo la cultura de sus antepasados, 300 años después, considerándose orgullosamente canarios. Creo que, aunque estemos en una sociedad donde se ha tratado de globalizar hasta la cultura e identidad de los pueblos, hay algo en el ser humano que le empuja a conocer su ascendencia. ¿Qué hacen entonces buscando el eslabón perdido del hombre… para qué, si no tenemos raíces sino piernas?

El señor Maximiano Trapero, apuntó que la lengua es fundamental para la identificación de tus raíces. Yo pienso que sí, aunque es sólo uno de los elementos. Existen otros factores en Canarias como la toponimia, la Lucha canaria, el silbo gomero, que con la intramigración forzosa llegó hasta los pastores en La Aldea de San Nicolás (Gran Canaria), la elaboración y consumo del gofio (que nunca les gustó a los españoles y decían que era para los cochinos), y un sinfín de costumbres y ritos que han llegado hasta la actualidad… ¿quién ha mantenido ese legado hasta el presente…?

Las tierras de los canarios se las apropiaron una minoría de los invasores, compensación de la corona de España por su sanguinaria labor, pero en unas islas tan abruptas y de difícil orografía como Canarias, ¿quiénes iban a sorribar tierras para plantar cañaverales –primer cultivo de Canarias– y en muchos casos antes de la toma total de Canarias como fueron los ingenios de Alonso Fernández de Lugo en Agaete?

Canarias no tenía materias primas importantes como oro o plata, que sí se había descubierto en América, hacia donde se dirigían mayormente los españoles. La lógica es que se usara al pueblo indígena canario para hacer esas labores de esclavos (lo mismo que hicieron con los indígenas americanos esclavizándolos en las minas) y que más tarde incrementaron la mano esclava con moriscos y negros capturados en las cabalgadas, lo que quiere decir que los nuevos caciques, a la sazón, regidores del gobierno colonial, no sólo se apropiaron de la tierra sino del hombre indígena canario, a quienes apellidaron como de su propiedad, igual que quien marca a un animal con hierro candente.

Tampoco hay que olvidar los bandos de paz, que apoyaron a los invasores, quienes recibieron pequeñas datas de tierra y se adaptaron de inmediato a la nueva sociedad colonial.

Por estos y más motivos, es lógico que los estudios de la genética arrojen esos datos de rigor y que no los presentaran en el documental para seguir con el mentidero televisivo.

Con esto no quiero decir que canario es sólo aquel que tenga ascendencia indígena, sino también aquellas personas que se asentaron aquí y aceptaron la idiosincrasia tomando de la fuente de los orígenes de nuestra nación.

Pese a toda distorsión que emplea el colonialismo, Canarias sigue siendo una nación con identidad propia, pero bajo dominación por la fuerza de las armas.

Isidro Santana León   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×