Cubillo regresa a su patria

Este 18 de agosto se cumplen 31 años del regreso a Canarias, en 1985, de Antonio Cubillo (1930-2012). El fundador y líder del MPAIAC regresaba de su exilio para continuar en las Islas la lucha independentista. “El País Canario” recuerda esta importante efeméride de nuestra historia reproduciendo un fragmento del reportaje que “El Guanche” ( Nº 9, 1985) dedicó al retorno del patriota canario.

linea azulia

El día 18 de agosto, a las siete y treinta de la tarde, en vuelo de la compañía portuguesa TAP procedente de Funchal y Lisboa, pisaba de nuevo tierra canaria después de 23 años de exilio. En la terminal de pasajeros del aeropuerto de Gando, centenares de personas que habían acudido a darle la bienvenida, aún sin la certeza de que llegaría ese día y guiadas tan solo por rumores que fueron corriendo de boca en boca en Gran Canaria desde el día anterior, ven frustrados sus deseos de ver siquiera, a su líder.

Al pie de la escalerilla del avión, era detenido por la policía española que lo condujo directamente a las dependencias policiales del aeropuerto, impidiendo cualquier contacto con la prensa.

Al conocerse la detención, las personas que habían acudido a recibirle intentan forzar las puertas que presumiblemente conducían a él, produciéndose duros enfrentamientos con la policía, rotura de cristales y un fuerte escándalo presenciado por cientos de turistas que iban llegando en esos momentos.

Traslado detenido a Madrid

El mismo día 19 en un vuelo nocturno, Cubillo era trasladado a Madrid. En el avión, un fotógrafo local le sacaba sus primeras fotos en Canarias tras su regreso con tiempo suficiente para salir del aparato antes de que despegara. El mencionado fotógrafo había tenido que comprar su propio billete y entrar al avión con el resto del pasaje; gracias a esta peripecia lograba burlar los deseos del Gobierno español de que no quedara constancia gráfica del paso de Cubillo por Canarias, antes que por España.

Una vez en Madrid, le esperaba un fuerte contingente policial que desde la misma pista de aterrizaje lo llevó a la capital de España, sin pasar por la terminal de viajeros.

A primeras horas de la mañana del lunes día 19, era conducido a la Audiencia Nacional para responder de una acusación de implicación en unos hechos cometidos mientras se encontraba entre la vida y la muerte, convaleciente de las heridas que le causaron en el atentado, en el hospital Mustafá de Argel. Horas después, el juez decretaba su libertad bajo fianza de trescientas mil pesetas que le fueron entregadas a su abogado, el canario José Badía residente en Madrid, por cuatro miembros del Comité pro-Regreso que se habían desplazado en el mismo avión que Cubillo. Esa misma tarde, regresaba de nuevo a Las Palmas tras haber tenido una improvisada rueda de prensa a la salida de la Audiencia Nacional, que contó con la asistencia de numerosos periodistas españoles y corresponsales de prensa internacional.

Regreso a Las Palmas

A su regreso a Las Palmas en la tarde del lunes 19, da su primera rueda de prensa en Canarias tras el exilio, en los pasillos del aeropuerto mientras la sala de prensa permanecía cerrada -claro desprecio hacia los representantes de la prensa local que se habían dado cita en gran número-.

En esa primera rueda de prensa, afirmó que regresaba porque el MPAIAC había entendido que se daban las mínimas garantías para desarrollar una lucha política pacífica en Canarias, pero si los hechos demostraban lo contrario, habría que hacer realidad la frase del gran político alemán Klausewich: “la guerra es la continuación de la política”; que su intención era unir a todo el pueblo canario para luchar contra el colonialismo y que no se consideraba un mito, ni un líder, sino un luchador que regresaba herido en combate.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×