Intersindical emplaza a CC, NC y Podemos a la presentación de una moción parlamentaria para el reconocimiento oficial de la bandera nacional canaria

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que declara ilegal la colocación de la bandera nacional canaria en las sedes de las instituciones públicas o en sus aledaños, supone para Intersindical Canaria un menosprecio a la voluntad de los canarios que, mayoritariamente, han elegido tal enseña como símbolo del archipiélago frente a la oficializada por un actual Estatuto de autonomía nunca refrendado por el pueblo canario.

El auto judicial, promovido por el gobierno del PP mediante un recurso de la abogacía del Estado, se enmascara en el cumplimiento de imprecisos principios constitucionales y encierra un marcado contenido político, retrógrado  y sectario que le hace más inasumible para nuestra organización sindical. No de otra forma debe entenderse los vínculos manipuladores que, tanto los actores de la demanda como, luego, la judicatura, establecen entre la bandera de las siete estrellas y determinadas circunstancias históricas coincidentes con su creación. Contrariamente al argumentario oficial, recordamos que la bandera estrellada fue creada por un grupo de exiliados canarios en Argelia  en el año 1964, en el contexto de las luchas antifascistas y anticolonialistas que desde diferentes frentes ideológicos perseguían la recuperación de libertades públicas para Canarias y el conjunto del Estado español. Este hecho da una mayor significación a la bandera tricolor con siete estrellas verdes, realzándola como símbolo ligado a las luchas laborales, por la emancipación social y la legítima soberanía política para nuestro archipiélago.

En los considerandos del recurso que luego avala la reprobable  sentencia, se olvida intencionadamente que una significativo número de organizaciones sociales, tanto  con presencia institucional como gubernamental estatal y autonómico, tienen reconocida tal enseña sin que por ello se les pueda imputar actividades al margen del marco constitucional.  

Intersindical Canaria es de la opinión que la larga controversia sobre la ilegitimidad de la bandera  nacional canaria que se inició en el año 1979 con la orden gubernamental de su retirada de la fachada del ayuntamiento de La Laguna, debe concluir. Por ello INTERSINDICAL CANARIA interpela a las organizaciones políticas con presencia institucional en el parlamento canario y que tienen reconocida la bandera (Coalición Canaria, Nueva Canarias y Podemos)  para que hagan efectiva en el Parlamento canario  una proposición   para el reconocimiento oficial de la enseña blanca, azul y amarilla con siete estrellas, declarándola bandera oficial del Archipiélago.   

Secretariado Nacional de Intersindical Canaria




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×