La diáspora rifeña en Canarias organiza el Comité “Mohsin Fikri” para apoyar el movimiento popular en el Rif 

El movimiento popular rifeño resurgió con fuerza a raíz de la muerte, el 28 de octubre del pasado año, de Mohssine Fikri, aplastado por la compactadora de un camión de basura. Las circunstancias de su muerte, que apuntan a las autoridades marroquíes, desencadenaron numerosas marchas de protesta, que también hicieron hincapié en el empeoramiento de las condiciones de vida en el Rif, las altas tasas de paro, el aumento de la delincuencia o la corrupción política. Las reivindicaciones rifeñas han sufrido una violenta repuesta policial, sin que las autoridades gubernamentales atiendan ninguna de las demandas planteadas pacíficamente.

La situación actual ha desencadenado un movimiento de solidaridad de la diáspora rifeña en las Islas que, “después de observar la situación actual y seguir el desarrollo de los acontecimientos”, convocó una primera reunión de la Junta Canaria para el Apoyo del Movimiento Popular en el Rif, donde se acordó “la creación del Comité Mohsin Fikri para apoyar las reivindicaciones del pueblo rifeño”.

El Comité  hace un llamamiento para seguir la senda de la “lucha pacífica” en todas las regiones del Rif, al tiempo que reclama “la unidad y la movilización de todo el pueblo rifeño, hasta conseguir las legítimas y justas demandas populares”.

Programa de reivindicaciones del Comité Mohsin Fikri:

– Apoyo absoluto a los movimientos de protesta pacífica popular en el Rif. 

– Apoyo a la lista de demandas del movimiento popular rifeño.

– Que se juzgue a los implicados en el crimen de asesinato del mártir Mouhcen Fikri.

– La derogación del Decreto Real 1/58/381 que considera el Rif como zona militar.

– Apertura del caso de asesinato de los cinco mártires que fueron calcinados en la oficina del Banco Popular en Alhucemas en vísperas del levantamiento de 20 de febrero 2011.

– Esclarecer toda la verdad sobre el macabro asesinato del cantante rifeño Houssein Belkich, conocido como Rifinoxs.

– Libertad para todos los presos políticos, encabezados por Albachir Ben Chaibe, que sufre las acometidas de la Delegación General de las Administraciones de Cárceles.

– Apoyo a todas las iniciativas de converger en el movimiento rifeño radicado en Europa, que favorece los intereses del Rif y que apoya el movimiento popular de protesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×