La sombra de Monterroso (46 palabras)

No recordaba dónde había aparcado el coche. No estaba en el garaje ni por el vecindario  ni por todo el pueblo, que recorrí  calle a calle. Lo busqué como loco, pero el muy jodido no aparecía por ningún lugar…Cuando desperté, el susto todavía estaba allí.

 

Daniel Olivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×