Las fuerzas de ocupación marroquíes matan a una joven saharaui y dejan decenas de heridos

Durante la noche y madrugada del 19 al 20 de julio, fuerzas de ocupación marroquíes invirtieron brutalmente contra la población saharaui que salió a las calles después de la victoria del selección argelina en la CAN (Copa Africana de Naciones).

La joven Sabah ment Ozman, de 23 años, fue golpeado por un vehículo de las fuerzas de ocupación en la avenida Smara en El Aaiun falleciendo de inmediato. No fue hasta la una de la madrugada cuando las noticias de la muerte de la joven fue divulgada en las redes sociales y confirmada poco después a PUSL por fuentes en el terreno miembros de la Fundación Nushatta y Codapso.

Los relatos de ataques policiales continuaron durante toda la noche. El número de heridos es incontable. Niños y jóvenes que llenaron las calles para celebrar la victoria argelina y también exigiendo la independencia del Sahara no se libraron de los golpes y palizas.

¡Están usando balas, estoy escuchando los disparos! … ¿ven qué pasa?” “¡Tan pronto como estamos contentos, los marroquíes destruyen todo!” “Mataron a una joven y nos rompieron el corazón”, dice M., un estudiante de secundaria.

Miles en las calles, todos estamos en las calles, estamos celebrando la victoria de nuestros hermanos y exigiendo nuestra independencia. ¡Aquí no hay derechos humanos, hay ocupación!” Mataron a esta niña, una más en la larga lista Asesinatos, ¿crees que alguien va a hacer algo? ¡Nadie nos ve, nadie nos ayuda! Nos matarán a todos de una forma u otra, esto no puede continuar “, dice S, un joven estudiante de El Aaiun.

Los videos de Dakhla, otra ciudad en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, muestran que ha habido manifestaciones y celebraciones de la victoria argelina en todas partes.

Durante toda la noche no se ha visto ni un solo coche de la MINURSO, la misión de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, que no tiene en su mandato la protección del pueblo saharaui. La MINURSO debe garantizar y monotorizar el respeto del acuerdo de alto el fuego alcanzado entre las partes. Aunque el uso de armas contra la población es una violación del alto el fuego, Marruecos no sufre ninguna sanción. La MINURSO curiosamente nunca interviene cuando se trata de ataques contra la población civil saharaui en violación del cese al fuego, como fue el caso del brutal desmantelamiento del campo de protesta pacífica, Gdeim Izik, en 2010.

Por cada saharaui, se estima que hay entre 10 y 15 miembros de las diversas fuerzas de ocupación marroquíes en el territorio, sin contar los colonos marroquíes. La población no tiene medios de defensa contra la brutal represión diaria a la que está sometida y ha estado resistiendo de manera no violenta desde el alto el fuego de 1991, a la espera del referéndum prometido pero boicoteado por Marruecos.

La paciencia de los saharauis está en el límite y las maniobras sucesivas de las Naciones Unidas y el silencio de la comunidad internacional son el combustible para una enorme revuelta en una región ya en problemas.

Fuente: Por un Sahara libre.org




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×