Declaración de Anticapitalistas sobre el nuevo Gobierno de Canarias

En Canarias, el obstáculo mayor para cualquier política redistributiva, sin salirse del marco de la economía capitalista es la existencia de un REF que es, esencialmente, mediante figuras como la Reserva de Inversiones de Canarias, la Zona Especial Canaria, el Registro de Buques, la Zona Franca, el Régimen Especial de Abastecimientos un medio para garantizar una bajísima fiscalidad a las empresas. Canarias es un paraíso… fiscal”

1.- La investidura del secretario general del PSC-PSOE, Ángel Víctor Torres el pasado día 12 y su toma de posesión el 16 es un acontecimiento en la política autonómica canaria, caracterizada por la continuidad y el acuerdo a dos entre los tres partidos principales de Canarias: Coalición Canaria, PSC-PSOE y PP.

2.- Este acontecimiento es consecuencia, en primer lugar, del efecto de arrastre electoral hacia el PSOE tras las Elecciones Generales del 28 de abril. El voto al PSOE en dichas elecciones creció porque aparecía como el voto útil para frenar el temido ascenso de las tres opciones de derecha.

3.- En segundo lugar, los resultados de las elecciones autonómicas, de cabildos y municipales muestran un giro del electorado, tras años de crisis económica, aumento del paro, la desigualdad y el empobrecimiento. Buena parte del electorado considera a CC el partido responsable del deterioro de la Sanidad pública, la Educación, el desastre de la falta de atención a la dependencia, por sus 26 años de permanencia ininterrumpida en la presidencia de los sucesivos gobiernos, cuando, realmente, ha compartido responsabilidades con quienes han sido sus socios de gobierno.

4.- En cualquier caso, celebramos la derrota de CC, de sus políticas clientelares, de su gestión en beneficio de una minoría, de sus leyes y medidas que chocan con la conservación del territorio y que han contribuido al deterioro de los servicios públicos.

5.- El nuevo presidente y los partidos que le apoyan, PSC-PSOE, Nueva Canarias, Podemos y Agrupación Socialista Gomera, declaran como su principal objetivo la lucha contra la exclusión social y la pobreza, a la vez que en el acuerdo suscrito el 20 de junio y dado a conocer el 22 reconocen como necesaria para acometer las medidas que mejoren el nivel de vida, el empleo, los servicios, la atención a personas dependientes una reforma fiscal que aumente los ingresos públicos. Ni el actual sistema de financiación autonómico, ni las subvenciones del Régimen Económico y Fiscal, ni las aportaciones europeas, ni la actual fiscalidad autonómica, cuya principal fuente de ingresos es el Impuesto General Indirecto Canario, bastan para obtener los recursos necesarios.

6.- Para aumentar los recursos disponibles proponen una reforma fiscal de alcance limitado, alguna de cuyas medidas es la persecución del fraude fiscal. El resto: recuperación del tipo del IGIC anterior a la reforma de 2018 en algunos productos, creación de una tasa ambiental o una tasa turística, ni están cuantificados los ingresos previstos, ni suponen la plasmación de una fiscalidad de carácter progresivo ni parece que consigan un crecimiento sustancial de los ingresos que permitan implementar medidas como la Renta de Ciudadanía, el fomento del empleo, la dotación de un parque de vivienda pública suficiente para atender a la población sometida al aumento del precio de alquiler, a los desahucios. No bastarían tampoco para una reducción sustancial de las listas de espera sanitarias, la dotación de infraestructuras y el aumento del empleo en el sector.

7.- Por otra parte, del mismo contenido del programa del Pacto de las Flores se desprende que la Ley de Islas Verdes,-cuyo objetivo es poner a disposición del crecimiento de instalaciones turísticas las islas de la Palma, La Gomera y El Hierro-, no se modificará, dejando sin protección suelo agrario y espacios naturales. Primará la expectativa de beneficios turísticos sobre criterios de planificación del territorio.

El “consenso” para la modificación de la Ley del Suelo, rechazada por tres de los partidos que suscriben el pacto, (PSOE, NC y Podemos) no parece otra cosa que la subordinación a los intereses de quienes, detrás de CC han promovido una ley que, en lugar de planificar el uso del territorio, subordina su ordenación a los proyectos de construcción y su utilidad económica inmediata, reduciendo el suelo  agrario, los espacios naturales y encareciendo el suelo  de uso residencial.

8.- En Canarias, el obstáculo mayor para cualquier política redistributiva, sin salirse del marco de la economía capitalista es la existencia de un REF que es, esencialmente, mediante figuras como la Reserva de Inversiones de Canarias, la Zona Especial Canaria, el Registro de Buques, la Zona Franca, el Régimen Especial de Abastecimientos un medio para garantizar una bajísima fiscalidad a las empresas. Canarias es un paraíso… fiscal.

Por otra parte el REF contiene figuras de subvención y bonificación dirigidas, fundamentalmente, a mejorar los resultados empresariales.

9.- Una fiscalidad progresiva, que grave las rentas, incluidas las empresariales, supone la modificación sustancial del REF. Sin embargo, un eje fundamental del programa de Gobierno es precisamente  la aplicación del REF.

Ni la prometida reforma fiscal ni la aplicación del REF aumentarán sustancialmente los recursos públicos. Las transferencias del Estado dependen de la política de reducción de gasto, deuda y déficit que impone la Comisión Europea.

Para añadir más dificultades a cualquier propuesta de reforma fiscal, desde el anuncio de estas medidas de reforma sobre impuestos indirectos, se ha mostrado el rechazo de las organizaciones empresariales y de la oposición parlamentaria.

10.- Desde Anticapitalistas Canarias, estaremos al lado de las reivindicaciones de los trabajadores, las mujeres, los migrantes, las clases subalternas, defendiendo la unidad y confluencias de las luchas populares que nos fortalece, demandando y exigiendo al Gobierno de Canarias las condiciones de vida para acabar con el paro, la precariedad, la pobreza y la miseria; para acabar con la depredación del territorio y contra el cambio climático; alzando las banderas de lucha que hemos sostenido durante todos estos  tiempos: contra el REF y a favor de un sistema de cupo como el vasco, donde la Hacienda Canaria sea la que recaude y gaste, pagando al Estado solo por los servicios que dé, contra la Ley de Suelo y la Ley de las Islas Verdes y a favor de la conservación de nuestro territorio, contra la dependencia y a favor de la soberanía de Canarias.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×