Permíteme Odiarte

Tres estrellas cruzan miradas.
Mientras cuatro rosas,
Cuatro tallos sin púas,
Van perdiendo pétalos.

Uno las encontró e intentó,
Pero salvarlas no pudo.
Era tarde para resucitar,
Temprano para abdicar.

Sudores fríos abrazan,
Y la calidez corpórea
Se hace ilusión ayer
Junto con el amanecer.

Rosas y estrellas,
¿Qué os diferencia?
¿Qué os observa?
¿Qué son estas ansias?

En común tenéis al viejo,
Ese que os admira y arruina,
No con mala intención,
Pero si con su desesperación.

Solo él os da vida,
Y, junto con él,
Moriréis,
Desapareceréis.

Rosas y estrellas,
Con esta pistola en la sien,
Perdonadme,
Os permito odiarme.

Elvis Stepanenko

Un comentario en “Permíteme Odiarte

  • el 6 de abril de 2020 a las 5:55 pm
    Permalink

    Me encanta la delicadeza con la que expresas unos sentimientos encontrados, que parecen muy distintos, pero que en fondo no son tan diferentes. Acepto tu perdón con la condición de que jamás odies al amor.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×