Por Aisha y su libertad

Su delito no fue más allá

de contar una realidad,

pero incomoda la presencia

de sembrar incoherencias

en las leyes que someten

las ansias de libertad,

de una juventud que camina

espray en mano en cada esquina

a luchar por su dignidad.

 

Por los jóvenes o por los viejos,

por nuestra tierra o por nuestro mar,

eso a mí ya me da igual.

Mientras en cada muro esté la voz

con la ira del que agoniza,

del que pide gofio

 y libertad,

iremos abriendo la veda

para aquel que venga detrás,

que viva con mejor dicha

sin olvidar su pasado

ni la importancia de luchar.

 

Te quieren enjaular

como a un canario cantor

pero ellos no tienen en cuenta

que serán miles los que canten

y repiquen tu cantar,

para que llegue a cada puerta

a cada rincón de esta tierra

y ayude así a despertar,

a este pueblo anestesiado

y con un yugo tan pesado

impuesto desde el pasado

por la metrópoli colonial.

 

Salga el canario cantando

salga el pueblo a pintar

que los hijos y los hermanos

estamos para ayudarnos

cuando hay la necesidad,

que los muros no se callen

que todas las voces griten

por Aisha y su libertad.

 

Bentor Trujillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×