¿Qué está pasando en Venezuela?

Para mí, hablar de Venezuela no es fácil, y no lo es porque yo lo voy a hacer desde la comodidad y tranquilidad de mi casa en Tenerife donde la despensa está llenita y la nevera abarrotada de comida y yo tengo amigos en ese país que se que sus hijos hace meses que no saben lo que es un litro de leche. Sin embargo precisamente esa, mi posición alejada de emociones, tal vez logre que mis ideas estén más alejadas de sentimientos y más centradas en la realidad misma. Es algo así como que a un policía le maten a un hijo y él desee más que nadie investigar el caso y sus superiores no le permitan participar en la investigación precisamente por la carga emocional que arrastra y que puede echar a perder el caso.

El que crea que el problema de Venezuela es sólo un problema de Venezuela y de los venezolanos está completamente equivocado, es imposible dar solución al mismo sin entender los engranajes del mundo y las conexiones aparentemente inconexas entre sí.

Quiero aclarar que no voy a defender a Nicolás Maduro pues me parece un presidente incompetente, pero sí voy a defender al proceso bolivariano que son dos cosas bien diferentes.

El principio: S.XVI y el poder veneciano   

Tras la caída del Imperio romano en el S. V, los romanos huyendo de los ataques de los pueblos germanos y de los hunos, se refugian con las riquezas provenientes del expolio del dominio colonial en el norte de Italia, concretamente en Venecia, Génova y Florencia, convirtiendo a esta región en los siglos posteriores en el centro comercial del mundo conocido llegando a ejercer su influencia entre otras regiones en China y la India. Siendo además la zona donde el arte y la cultura toman el renacimiento de la era moderna y es donde nace por primera vez el concepto de la banca moderna, promovida principalmente por judíos provenientes del cercano Imperio Otomano.

En el S.XVI, se produce en Venecia una lucha antagónica que tendrá repercusiones en la era actual, y es el pulso que se dan dos facciones políticas muy diferentes: El Giovani o nuevo partido veneciano que querían potenciar a Inglaterra y Holanda como potencias marítimas y que se basaba en la usurpación de la soberanía política de los estados para otorgársela al poder económico. El otro partido denominado Vecchi, o partido viejo Veneciano, que quería seguir con la base económica en el Mediterráneo y que se fundamentaba en el Renacimiento cuyo núcleo estaba en Florencia y su programa se basaba en la filosofía de Nicolás de Cusa, humanista, que creía en la colaboración y crecimiento mutuo entre estados libres y soberanos, potenciando el desarrollo económico y cultural opuesto evidentemente a las tesis de dominio imperial de la corriente giovani.

Este pulso lo gana evidentemente la corriente giovani y en el año 886 logran el asentamiento tanto en Holanda como en Londres, en esta última ciudad con la colaboración del Rey Alfredo el Grande quién vio en este grupo de comerciantes y banqueros una buena oportunidad para enriquecer al país, cederle una franja de terreno de unos 3Km2 aproximadamente con autonomía propia, de tal manera que esa franja, hoy conocida como «La City» es como un estado soberano dentro del estado inglés, con sus leyes propias, su propia policía y su propio gobernador quién es elegido una vez al año y para celebrarlo pasea por la ciudad en una carroza de oro. Aquí, en La City, actualmente es el centro neurálgico del poder financiero mundial y su poder está por encima del poder de los estados incluso por encima del estado inglés, tal es así que la reina Victoria para entrar en La City ha de pedir permiso al poder financiero.

Las herramientas que utiliza el poder financiero para el sometimiento de los estados.

¿Cómo conseguir el sometimiento de los estados al poder financiero?

La respuesta es fácil: control de la moneda y el endeudamiento.

A esta doble medida, la oligarquía financiera necesitaba un control de los medios de comunicación (cosa relativamente fácil con dinero) y un control mental masivo para que la ciudadanía no se revele. Para ello crean en 1947 en Londres un Instituto  (Instituto Tavistock) para analizar el comportamiento humano masivo y así poder manipularlo. Otro proyecto norteamericano de parecidas características es el llamado «Proyecto Minerva» . (Proyecto Minerva. Iniciativa norteamericana iniciada en el año 2008 y dirigida por el Pentágono para estudiar la dinámica de los movimientos sociales en todo el mundo con el objetivo de neutralizarlos y erradicarlos.

El programa de investigación financia a diferentes universidades para modelar los riesgos, la dinámica y los puntos de inflexión de los disturbios civiles a gran escala en todo el mundo, bajo la supervisión de agencias militares de Estados Unidos.

El proyecto es un ejemplo de la naturaleza profundamente intolerante y contraproducente de la ideología militar norteamericana.

Viendo como ciudadanos aparentemente normales están quemando vivos a jóvenes por el mero hecho de ser chavistas siendo esto el resultado de la influencia mediática y política sin que ningún medio de comunicación lo rechace  y menos aún políticos de la oposición, no me deja lugar a dudas sobre el éxito de tales proyectos..

¿Cómo controlar la moneda?

El 22 de diciembre de 1913 la oligarquía dio un golpe de estado incruento en EEUU y muy pocas personas hablan del mismo: usurpar la capacidad de emitir dinero del estado en beneficio de la gran oligarquía.

En esa fecha, los banqueros Goldman Sachs, Rockefeller, Lehman y Loebs Kuhn de Nueva York, los Rothschild de París y Londres, los Warburg en Hamburgo, los Lazards de París, y los Israelís Moisés Seifs de Roma, presionan al presidente norteamericano Thomas Woodrow Wilson para que aprovechando las fiestas navideñas y estando la mayoría de congresistas de vacaciones navideñas, se realice un congreso extraordinario con diputados afines y se aprueba la Federal Reserve Act. una ley que le usurpaba el derecho de emitir el dinero al Estado y se lo cedía a la gran oligarquía financiera y que en la actualidad es la Reserva Federal.

En la actualidad, en Europa la oligarquía controla el Banco Central Europeo, sin ningún control político sobre los mismos, quien su presidente Mario Draghi emite dinero a voluntad.

Durante la II Guerra Mundial, los alemanes falsificaron la moneda (dólar y libras esterlinas) bajo el plan secreto denominado «Plan Bernhard» que consistía en inundar los países de sus enemigos de dicha moneda y crear así una hiperinflación llevando a sus enemigos a la ruina.

Esto que los alemanes realizaban como acción de guerra, los bancos occidentales (B.C.E., y la Reserva Federal Norteamericana) lo realizan como medida económica de sacarnos de la crisis. Mario Draghi está emitiendo 60.000 millones de euros mensuales y prestándoselo a los bancos a interés cero, y si los alemanes tenían razón es ir directos al precipicio.

¿Cómo conseguir el endeudamiento de los estados?

Al acabar la II Guerra Mundial, y estando Europa devastada por la guerra, se celebra en EEUU (Bretton Woods) en New Hampshire una cumbre de 44 países liderado por EEUU donde es el país norteamericano quien ejerce de líder indiscutible, donde se crea el nuevo orden mundial post-guerra, formándose así el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la organización Mundial del Comercio y las Naciones Unidas, y fijando el dólar como moneda de referencia internacional con un valor de 35 dólares una onza de oro.

En 1971, Richard Nixon viendo que su país endeudado hasta la médula por la guerra de Vietnam rompe la relación dólar-oro, pasando así la élite oligarca, a imprimir billetes (papeles de colores) a la velocidad que la máquina de imprimir lo permitiera e intercambiando la riqueza del planeta por sus papeles pintados.

Un ejemplo de lo que digo: Los rebeldes ucranianos de tendencia ultraconservadora reciben 5.000 dólares de EEUU para financiar las revueltas. En febrero del 2014 Yanoukovich, presidente electo de Ucrania recibe un golpe de estado que lo destituye y huye del país. El 7 de marzo, con la oposición ya en el poder, un avión del gobierno norteamericano aterriza en el aeropuerto de Boryspil de Kyev a las 2,00 de la madrugada y amparados en la oscuridad de la noche vacía las 42 toneladas de oro que había en las bodegas del estado ucraniano valoradas en unos 2.000 millones de dólares. Es decir, han cambiado papel pintado de colores por oro. Y esto es sólo un ejemplo.

Si bien estas instituciones (FMI, Banco Mundial, etc.) se publicitan como «casi humanitarias» debido a su supuesto carácter de ayuda a los países necesitados, la realidad es bien diferente pues cuando un país se ve necesitado de una ayuda económica del FMI entra en una espiral de impagos que termina por entregar toda su riqueza al FMI, privatizando todos sus recursos públicos e incluso parte de su territorio.

Para ello el FMI se nutre de la filosofía económica que nace de la escuela de Chicago, doctrina neoliberal cuyo ideólogo Milton Friedman puso en práctica en la mitad del S. XX.

Entre 1980 y 1990 el FMI aplicó políticas neoliberales a los países de América Latina con la permisividad de los gobiernos de derechas con consecuencias devastadoras para la región.

En 1989 Carlos Andrés Pérez manifestó públicamente que solicitar 962 millones de dólares era la única solución para Venezuela. Esta medida sumió al País en una debacle económica que terminó con las revueltas conocida como «el Caracazo» que comenzó el 27 de febrero de 1989 y terminó el 8 de marzo con un saldo aún sin cuantificar pero que se cree que supera la cifra de más de 4.000 muertos y desaparecidos.

En 1982, Argentina tenía una deuda de 38.000 millones de dólares, y el gobierno solicitó 1.500 millones de dólares al FMI y en 2001 su presidente Fernando de la Rua un crédito de 21.000 millones.

En 1999 con la llegada de gobiernos progresistas en América Latina, Venezuela, Argentina y Brasil toman acuerdos económicos para poder hacer frente a la deuda con el FMI, pagarla y abandonar la institución.

En 1998 Venezuela tenía una deuda con el FMI y el Banco Mundial de 3.300 millones de dólares y el gobierno de Chávez se propuso pagar su deuda antes de tiempo, cosa que consiguió antes del 2012, fecha de su vencimiento y se desvinculó por completo de dichos organismos.  

Nace la CELAC

El 3 de diciembre del 2011, Hugo Chávez reúne en Caracas a los 33 Estados soberanos que conforman la América Latina (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños -CELAC), cuyo fin era y es la integración de todos los países de área en un proyecto común.

Se pone sobre la mesa el proyecto ALBA

ALBA son las siglas de la terminación “Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe”; aludiendo a la proposición acerca de una integración orientada a los países del territorio latinoamericano y del Caribe que se enfoca en la lucha contra la exclusión social y la pobreza. Este fenómeno es llevado a cabo en un proyecto de colaboración y complementación de tipo político, económico y social entre aquellos países de Latinoamérica, que cabe destacar que en sus inicios fue promovido por el territorio Cubano y Venezuela como compensación del Área de Libre Comercio de las Américas también conocido como ALCA fomentada por los Estados Unidos de América y que está apoyada por el FMI (el ALCA)  de clara tendencia neoliberal y extractiva de los países que la firmen.

Se crea la herramienta necesaria para avanzar en este proyecto: BANCO SUR

El Banco del Sur (Fuente: Wikipedia) ​ también conocido como BancoSur, es un fondo monetario, banco de desarrollo y organización prestamista cuyo convenio constitutivo fue firmado el 26 de septiembre de 2009 y su primera reunión fue en Venezuela el 12 de junio de 2013.

El Banco del Sur es el resultado de una idea argentina que se le propone al presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva a fines de 2002, en la que trabajaron los ministros de economía y presidentes de los Bancos Centrales de ambos países. En la cumbre de Asunción (Paraguay) se invitó a participar del proyecto a los presidentes de las naciones integrantes del Mercosur. En esa reunión del 19 de junio de 2003 se propuso formar un Instituto Monetario y la creación de una moneda común cuya acuñación comenzaría a realizarse fines de 2003. La intención era que esta institución constituyera uno de los pilares de la integración latinoamericana. El proyecto fue promovido por el presidente argentino Néstor Kirchner, el presidente de Brasil Lula da Silva, a la que después se sumaron, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Se han constituido como parte del Banco del Sur: ArgentinaBrasilBoliviaEcuadorParaguayUruguay y VenezuelaChile y Perú participan como observadores y Colombia renunció a incorporarse.

El acuerdo para su fundación fue firmado el 9 de diciembre de 2007, con la firma por parte de los presidentes de los países miembros en la Casa Rosada, palacio de gobierno de la República Argentina.

Contará con un capital inicial de 20.000 millones de dólares. Hasta julio de 2013 el capital total aportado es de 7000 millones de dólares.

La meta del Banco del Sur es incluir a cada nación de América Latina, desde México hasta Argentina. El programa realiza préstamos de dinero a cualquier nación que emprenda la construcción de programas aprobados y abre nuevas alternativas de financiamiento donde estarían presentes conceptos como la igualdad, equidad y la justicia social. Inicialmente su sede será Caracas, con dos subsedes, una en Buenos Aires y otra en La Paz.

El banco se plantea como una alternativa al FMI, al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo y confía en la impopularidad que poseen estas instituciones en América Latina. El presidente de Venezuela Hugo Chávez ha prometido retirar a su país del FMI y anima a otros Estados miembro que hagan lo propio. Se propone que todos los países miembro contribuyan en partes iguales de modo que ninguno de los mismos tenga un control dominante.

El Banco del Sur busca impulsar medidas de integración económica que fortalezcan la Unión de Naciones Suramericanas y además plantea la creación de una moneda común suramericana en un plazo de cinco años aproximadamente.  Su objeto es funcionar como un banco de desarrollo que financie obras de infraestructura y apoye a las empresas públicas y privadas de los países firmantes.

 Resumen

Como podemos ver, no se trata de una lucha entre «democrátas» y un dictador (Nicolás Maduro), se trata de la misma lucha que se desarrollaba en Venecia en el S. XVI entre los Giovani (poder financiero) y los Vecchi (poder del pueblo soberano). Maduro es peligroso porque se enfrenta al FMI, al Banco Mundial, a la gran oligarquía, al Imperialismo fascista norteamericano, y por eso hay que aplastarlo de la misma manera que acabaron con Lula da Silva,  con Dilma Rousself, con la ex presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner…

Aquellos que piensen honestamente que estar en la oposición de Venezuela es estar en el futuro de Venezuela que piensen que qué gobierno puede salir de una gente que amenazan con matar a aquellos que salgan el domingo 30 de julio del 2017 a votar a la constituyente, que queman vivos a los jóvenes que pillen con una camisa o con una gorra roja (ya van 23 según me cuentan) o apaleen y desnuden en la calle a los que identifiquen como chavistas…si tienen suerte y no los matan.

 La intervención de EEUU en Venezuela no es original, ya que cuenta con antecedentes como el derrocamiento militar de Salvador allende y que todos conocemos sus consecuencias. Adjunto algunos datos que se pueden recoger en la red y el nombre de dos proyectos norteamericanos cuyo fin era la desestabilización del gobierno electo de Salvador Allende: proyecto Camelot y el proyecto FUBELT

En resumen, a mediados de Septiembre de 1970 el gobierno de Estados Unidos había adoptado oficialmente una política de plena intervención en Chile; esa decisión había ido definida por Kissinger y se implementaba a nombre personal del presidente Nixon; la política oficial norteamericana incluía cualesquiera acciones de subversión, salvo la introducción masiva de tropas de tierra norteamericanas, y era complementada por un plan sistemático para provocar el caos económico en Chile, admitiendo como coadyuvante en la realización de este plan a corporaciones privadas como ITT y otras. Entre mediados de Septiembre y fines de Octubre de 1970 se mantuvo en suspenso el acceso efecto de Allende y de la Unidad Popular al gobierno. Las maniobras de la reacción chilena, que iban desde las fórmulas de prestidigitación política, como proponer que el Congreso eligiese a Alessandri bajo promesa que éste renunciaría de inmediato permitiendo elecciones generales en que triunfara Frei, hasta actos de terrorismo de la extrema derecho con el fin de provocar la reacción revolucionaria de la extrema izquierda suscitándola así la buscada intervención militar que a su vez diera ocasión a nuevas elecciones en las que, nuevamente, predominaría Frei, hasta gestiones que oficiales de las Fuerzas Armadas, para convencerlos de que dieran un golpe militar sin buscar pretextos. Intrigas de elementos del ejército, operaciones financieras y económicas que alteraban el sistema monetario, productivo, de distribución, etc. La creación de una atmósfera de desconfianza e inseguridad, usando medios violentos e instrumentos psicológicos. Atentados y amenazas a dirigentes de izquierda. El asesinato del Comandante en Jefe el ejército, etc. De todos los actos de agresión de Septiembre y Octubre de 1970, los que respondían a un plan más coherente, y acaso las mejor aplicadas, fueron las medidas de perturbación de la economía chilena.

El 11 de Septiembre de 1973 el gobierno socialista de Salvador Allende fue derrocado por la intervención de las Fuerzas Armadas. El golpe representó la culminación de una serie de presiones internas y externas anteriores. Y el gobierno de Estados Unidos y sus negocios privados juegan un papel importante, pues la caída de Allende beneficiará, entre otros, a los intereses económicos y políticos de EEUU. Para ello hay que tener en cuenta la dependencia económica de Chile del exterior y las multinacionales que operan en el país. Pues Chile está muy vinculado a EEUU, de tal forma que éste estaba obligado a aceptar los precios que le imponía el segundo en el cobre, el cual representaba el 80 % de la riqueza del país. Esto provoca que, entre otras cosas, Chile presente una deuda en 1960 de unos 3000 millones de dólares, teniéndole que sumar a esto inflación, desempleo, enormes contrastes socio-económicos, etc.

 

Fructuoso Rodríguez

 

2 comentarios en “¿Qué está pasando en Venezuela?

  • el 31 de julio de 2017 a las 7:09 pm
    Permalink

    También doy mi apoyo al proyecto bolivariano y ningún crédito a cualquier tipo de personalismos como Maduro. Sin ánimo de herir sensibilidades entiendo, Fructuoso Rodríguez, que lo dicho en este artículo es coherente a pesar de que por ello puedan generar contrariedades tipo: la leche en la nevera. Para mí también hay otros seres vivos, animales no humanos en este caso, que sufren una injustificada existencial cruel por el vanidoso narcisismo antropocéntrico arraigado en la tradición judeocristiana con el repunte del capitalismo y su industria, en fin, que esas vacas no son nuestras madres y no son nuestra leche.

    Por otro lado recientemente he leído el libro: – MPAIAC entre Canarias y Venezuela. He pasado por Almogaren Guanche en Taco, pero desconocía que había cerrado, aunque hay varias reclamas escritas por fuera (geniales), para transmitirte las buenas vibras que me ha dejado la lectura del libro, muy romántico. Animarte a que si hay más que escribir, no lo dudes.

    Respuesta
    • el 1 de agosto de 2017 a las 5:34 am
      Permalink

      gracias por tus comentarios Dailos

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×