Sí se puede lamenta que el trasvase de Garanduy no haya estado finalizado para mejorar los niveles de la presa de La Quintana

Esta presa es fundamental para el mantenimiento de las cosechas de la Vega de Arure que siguen sin tener clara su viabilidad a pesar de las lluvias

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey considera que, de haber estado finalizado y operativo el trasvase de agua desde Garanduy, la presa de La Quintana, principal depósito de agua para toda la Vega de Arure, tendría mejores niveles que los que muestra actualmente.

Para como estaba hace un mes, la presa ha mejorado su nivel, pero es obvio que el agua almacenada es insuficiente. Es lamentable que no estuviera finalizado a tiempo el trasvase ya que, con los datos que da el Consejo Insular de Aguas, la aportación media anual en la cuenca de Garanduy es de unos 28.500 metros cúbicos, es decir, el 28,5% de la capacidad de la presa” explica Carlos Hernández, concejal y portavoz de la formación.

Dudamos que con el agua que tiene el embalse vaya a lograrse ni siquiera una cosecha, y ya van varios años seguidos que la zona agrícola de Arure ha sido castigada por la escasez de lluvia y de agua embalsada para desarrollar una agricultura con mínimas garantías” argumenta el portavoz.

Para Sí se puede, este proyecto, que lleva anunciándose desde enero del año pasado, y cuyo presupuesto asciende a 355.737,87 euros, consistía básicamente en la colocación de una nueva tubería ya que la actual ha sufrido un alto grado de oxidación y tiene numerosas roturas a lo largo de su recorrido. “Podemos entender que los procedimientos administrativos se demoren, pero no parece muy lógico que una obra, en principio sencilla, se retrase más de un año desde su aprobación provisional y que hayan pasado los meses de más lluvia sin ejecutarse” insiste Hernández, añadiendo “parece que últimamente en esta isla las obras en carreteras se licitan y ejecutan con toda celeridad, mientras que las destinadas al fomento de la agricultura sufren retrasos injustificables”.

Desde la asamblea local se explica al respecto del proyecto de “Actuaciones en tubería de trasvase de agua del barranco de Garanduy a la presa de La Quintana” que su aprobación provisional fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia el 27 de enero de 2017, y no fue hasta el 29 de noviembre que se anunció su licitación en el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife Nº 143.

En el portal del Cabildo aparece que el anuncio para conformar la mesa de contratación de la obra tiene fecha de 22 de diciembre del año pasado, y a partir de ahí nada más se sabe al respecto. Sea como sea, han pasado los meses en los que potencialmente iba a llover más y del agua que ha caído en Garanduy no ha entrado prácticamente nada a la presa de La Quintana” abunda el portavoz.

“Si no llueve más, la agricultura en Arure puede tener serios problemas a medio plazo, y desde nuestro punto de vista tendría que estar trabajándose ya, no solo en el proyecto de trasvase, sino en ver si se pueden realizar otras medidas adicionales que ayuden a mejorar el nivel de la presa de La Quintana” finaliza su intervención Hernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×