Somos Lanzarote cree que San Ginés “vive ajeno a la realidad” al asegurar que la explotación laboral en el sector turístico “no está generalizada ni es masiva”

El grupo de gobierno del Cabildo (CC, PSOE y PIL) rechaza la moción de crear un foro insular contra estas prácticas, a pesar de contar con el apoyo unánime de la oposición

Lanzarote, 1 de agosto de 2016.- El último pleno del Cabildo de Lanzarote, celebrado el pasado viernes, tuvo entre sus asuntos más polémicos el rechazo, por parte de los tres partidos del grupo de gobierno, formado por Coalición Canaria, PSOE y PIL, de la moción presentada por Somos Lanzarote en la que se exigía la creación de un foro insular contra la explotación laboral, fundamentalmente enfocado al sector turístico, en donde los récords en ingresos y beneficios vienen aparejados a los peores datos en cuanto a precariedad e incumplimiento de las normas.

La propuesta, que había sido consensuada con colectivos en defensa de los derechos laborales, como el de “las Kellys” de Lanzarote, incluía la necesidad de sumar a esa Mesa Insular contra la explotación a representantes de los trabajadores y trabajadoras, así como a la patronal y las administraciones con competencias en la materia, para servir como altavoz de las reivindicaciones de los trabajadores de la isla frente a instituciones con mayores competencias, entre otras funciones.

A juicio de Somos Lanzarote, los argumentos esgrimidos por el grupo de gobierno para rechazar esta propuesta demuestran que se pretende seguir dando la espalda a una problemática dolorosa, que afecta a miles de trabajadores y, sobre todo, trabajadoras, así como a sus entornos. En este sentido, especialmente llamativas resultaron las palabras del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, quien aseguró durante el transcurso del pleno que “negaba la mayor”, ya que, aseguró, “la explotación laboral no es una práctica generalizada ni masiva en el sector turístico, ni en la isla de Lanzarote”, para concluir lamentando que “pareciera que esta es una isla de negreros”.

Y es que, aunque la moción de Somos Lanzarote se articuló para que una institución como el Cabildo tomase la iniciativa ante una problemática compleja, en cuya solución se precisa de la implicación de diversos agentes, el presidente prefirió echar balones fuera asegurando que “son otros los que tienen la competencia”, a lo que agregó que “la explotación laboral es un delito que hay que denunciar ante quien hay que denunciarlo”, obviando, a juicio de Somos, las dificultades que tienen los trabajadores para ejercer sus derechos y realizar denuncias.

Por su parte, el portavoz de Somos Lanzarote, Tomás López, lamentó que una institución que debería ser cercana a la ciudadanía, como es el Cabildo, no tomase la delantera frente a una problemática que está a la vista de todos: “quienes hayan querido han podido ver, por ejemplo en la presentación de un colectivo como el de las Kellys de Lanzarote, a centenares de testimonios, sobretodo de mujeres, relatando casos de explotación”, aseguró López.

Da la impresión de que viven en otra isla, porque todos tenemos en nuestros entornos ejemplos de personas que trabajan 8 horas con contratos de 4, o casos de quienes fueron subcontratadas por una ETT, aplicándoseles un convenio de no se sabe dónde”, señaló el portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, quien considera que “San Ginés lo que niega es la evidencia, pareciendo que viviera en otra isla”.

Moción de urgencia del grupo de gobierno “para que no se diga”

A pesar del apoyo unánime de los grupos de la oposición (PP, Podemos, Nueva Canarias y Ciudadanos), quienes valoraron la necesidad de que la isla abordara esta problemática en un foro específico, la moción de Somos Lanzarote decayó por el voto contrario de CC, PSOE y PIL. Como respuesta, el grupo de gobierno presentó, de manera urgente, una moción sobre esta misma temática, en la que se limitaba a “continuar exigiendo” mayores medios para la Inspección de trabajo en la isla, así como a “continuar incluyendo” cláusulas sociales en los contratos que lleve al cabo la institución. Medidas, ambas, ya aprobadas en anteriores plenos de la institución sin que se hayan arbitrado mecanismos para su cumplimiento.

El propio presidente, Pedro San Ginés, reconoció que la tramitación por la vía de urgencia de esta otra moción del grupo de gobierno respondía a la necesidad de plantear un texto alternativo debido al voto negativo a la moción presentada por Somos Lanzarote. “Para que no se diga, aprobaremos esta otra moción”, aseguró el presidente San Ginés.

Frente a ello, desde Somos Lanzarote se preguntan qué lleva al grupo de Gobierno a no querer sentar en una misma mesa a los representantes de los trabajadores y a las patronales, así como a las administraciones implicadas, y cuáles son las razones para que los partidos del grupo de gobierno, y en especial organizaciones como el PSOE, mantengan posiciones tan frontales frente a una iniciativa que buscaba facilitar el diálogo social y arbitrar programas y medidas consensuadas contra las prácticas abusivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×