El Cabildo de Tenerife despide la legislatura con un “brindis al astro rey” a cuenta de la incineración de residuos

Ya verán ustedes cuando Europa nos imponga unas tasas de vertido bestiales por no haber hecho nuestra tarea que, en el caso de Tenerife, quedó perfectamente escrita en un Plan en 2009 que nos hemos pasado literalmente por el arco del triunfo de la mano del Valbuena, del Alonso, del Sabaté y otros cuantos más que se han dedicado a calentar el sillón en esta materia como en otras tantas de carácter estratégico

Todo parece como de chiste, en realidad técnicamente yo creo que lo es, pero el caso es que la gestión de los residuos es considerada como un tema estratégico clave en la mayor parte del mundo desarrollado o medianamente sensato. Aquí no, aquí con un plan de residuos en vigor ¡un plan territorial especial que costó un buen dinerito y años de trabajo! que plantea una incineradora -adaptada a la normativa comunitaria, como no podía ser de otra manera- resulta que los mismos que levantaron la mano para decir que sí en 2009 se plantan ahora con una “declaración institucional” en contra de la incineración. Que vamos a ver ahora qué hacemos la víspera de San Juan o de San Pedro en Güímar, que es terrible porque se mete como una niebla espesa en todo ese valle.

Que vamos, en verdad que responsables políticos se planten contra la normativa comunitaria, contra la jerarquía en el tratamiento de los residuos para decir que vertido sí pero incineración no, sin poner propuesta alguna sobre la mesa que haga eso medianamente viable no es que sea un brindis al Sol, es sencillamente una mamarrachada.

La Diputación de Gipuzkoa lo hizo cuando la controlaron durante cuatro años los independentistas de Bildu de los que cada cual podrá decir lo que quiera, pero en sus cosas son unos patriotas como es imposible encontrar en ninguna otra parte. Sí, se posicionaron contra la incineración e implantaron el ‘puerta a puerta’ donde la bolsa de basura de cada ciudadano estaba perfectamente controlada por un código de barras habitualmente. Sin contenedores en la calle, la recogida es diaria y de una fracción diferente en cada jornada. Y evidentemente pasaron de un reciclaje del 20 a estar por arriba del 70 y el 80% en tiempo récord. ¿Pero alguien ha oído al Cabildo de Tenerife ni a nadie plantear este tipo de políticas aquí? No, aquí sacamos las botellas y todos a cogernos un colocón tremendo sobre un asunto en el que ya, afortunadamente por cierto, no nos gobernamos solos porque los objetivos (que ni de lejos cumplimos) nos los impone Europa.

¿Incineradora no y montañas de basura en Arico creciendo sí? Francamente, nos encontramos ante una de las mayores estafas a la inteligencia humana que se haya planteado jamás en esta tierra. Estar contra la incineración, al menos así siempre lo ha visto uno, no es decir que eso mata gente cuando en grandes ciudades del mundo se encuentran en los centros para dar calefacción a la gente. Estar en contra de la incineración ¡y del vertedero por dios! es apostar por políticas radicales de control del consumo, de minimización y de políticas de recuperación y reciclaje que nada tienen que ver con contenedores gigantes de colorines en la calle donde cada cual al final echa lo que le da la gana y cuando quiere. Y eso es lo que el Cabildo no aclara ni asume porque en resumidas cuentas lo que trata de ocultar es la grave irresponsabilidad que han cometido paralizando todos los aspectos positivos del PTEOR del 2009 que iban antes de una posible incineradora que, es verdad, también reconocía el Plan para el 20% del resto. Y ese es un proceso que se pudo haber parado, estuvimos a tiempo, si se hubiese implementado en condiciones el PTEOR en su conjunto.

Plantearse ahora parar la incineración sin tener un triste número que ofrecer a Europa en materia de reducción o reciclaje es sencillamente una quimera insostenible ya a estas alturas de la película.

¿Tenerife territorio libre de incineradoras? Perfecto, pero por qué no plantearnos primero deshacernos de tanto político inútil e irresponsable. Otro gallo nos cantaría, a eso pónganle el cuño, que en este terreno ya verán ustedes cuando Europa nos imponga unas tasas de vertido bestiales por no haber hecho nuestra tarea que, en el caso de Tenerife, quedó perfectamente escrita en un Plan en 2009 que nos hemos pasado literalmente por el arco del triunfo de la mano del Valbuena, del Alonso, del Sabaté y otros cuantos más que se han dedicado a calentar el sillón en esta materia como en otras tantas de carácter estratégico.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×