En el Nombre de un Héroe

 

Hubo una vida de paz oscura,
Una en la que por cada paso,
Por cada guerra,
Dejaba a muchos sin aliento.

Marchamos la pierna izquierda,
Arrastramos la pierna derecha,
Siempre con la vista al frente,
Y siempre con gran desgana.

Éramos chavales inestables,
Caminando para matar aquéllos,
Y no podíamos fallar los tiros…
Tanto hacia grandes como a pequeños.

Aquí, nosotros estamos.
Aquí, nosotros estábamos.
Aquí, vosotros estáis.
Y aquí, vosotros estabais.

Tragamos las pastillas que nos daban,
Las que siempre te adormecían,
Pues para cuando la batalla llegaba,
En el mismísimo Dios creías.

Besábamos la cruz sin fe
Para que los patriotas,
Aquellos sin razón de ser,
Inspirasen nuestras armas.
Nos sentimos valientes de primeras,
Donde, al ver la simplicidad del acto,
Bastaba con apretar el gatillo
Y matar al que sería vuestro hijo.

Ahí estábamos,
Y hoy volvimos.
Ahí estabais,
Y con vosotros morimos.

 

Elvis Stepanenko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×