La Coordinadora Antifascista de Tenerife reitera la urgencia de que las calles de Aguere queden libres de homenajes a fascistas

Trascurridos seis meses desde nuestro anterior comunicado hemos esperado un tiempo, que consideramos más que prudencial, para volver a intervenir públicamente y evitar que nuestras propuestas pudieran contribuir al espectáculo servido entre la mayoría de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz y el Gobierno de Canarias a cuenta de la retirada de honores fascistas en los espacios públicos, cuestión que también ha aprovechado el grupo gobernante del Ayuntamiento de Aguere para intervenir, tras haber sido cuestionado por el desarrollo de nuestra campaña desde meses atrás.

Así las cosas, debemos decir que Márquez, el vicenconsejero de Cultura y Patrimonio Cultural adscrito a Podemos y con ascendencia sobre la mayoría del gobierno en el Ayuntamiento lagunero, instó a la Corporación chicharrera a la retirada de los numerosos homenajes al fascio presentes en la capital. No obstante, no ha demandado a ‘los suyos’ el predicar con el ejemplo, que en general es el proceder más coherente cuando se trata de hacer valer la memoria de las víctimas y sus familias, además de la repudia urgente y necesaria del régimen franquista (máxima en estos de envalentonamiento de la reacción). Así las cosas, ni por mediación de este ilustrísimo, ni por propia cuenta, ha ocurrido que el Ayuntamiento de Aguere elimine los homenajes, que hemos documentado se elevan a más de treinta, y que encima incumplen la legislación española, y canaria, en materia de memoria histórica.

Dicho esto, nos ha causado sorpresa el hecho de que el Ayuntamiento de La Laguna haya protagonizado una especie de déjá vu, empleando un discurso calcado al que usó en el mes de julio del año pasado, cuando afirmaron haber eliminado los vestigios franquistas del municipio y emplazar a la reaccionaria iglesia católica a eliminar los que tiene en sus templos. Ha sido nuestra campaña quien ha señalado que el Ayuntamiento mentía, cuestión que no le ha quedado más remedio que reconocer. Sorprende que incluso prefieran reconocerse ignorantes antes de aceptar que han estado blanqueando personajes con intervención directa en el golpe militar de 1936 y durante el régimen franquista. Señalaron su ignorancia del vínculo del pintor José Aguiar, a pesar de ser conocidos los cuadros realizados a Franco y como la casa lagunera del pintor, con carnet n.º 3 de Falange Española, sirvió de lugar conspiratorio antes del 18 de julio. Procuran disimular, sin conseguirlo, que tienen establecido un pacto con las ricas familias triunfadoras en la guerra civil y sus representantes, así como con la también cómplice Iglesia católica, a quien sigue otorgando subvenciones a pesar de los escándalos que salen del seminario y se ocultan en las sacristías.

Como hemos hecho en anteriores comunicados, apuntamos a la mayoría de gobierno, otros personajes que conserva en el callejero municipal y que exigimos sean eliminados, junto a los que faltan y que ya, en parte, apuntaremos más adelante:

Magistrado Campo Llarena y Antonio Martí, personajes significados con el franquismo, uno como “comisario judicial” de los fascistas y el otro como falangista organizador y reputado propagandista. Ambos sospechosamente tienen sus placas arrancadas, procurando, no obstante, salvar su rechazable denominación, para colmo una junto a las dependencias de la sede lagunera de una justicia que se jacta de democrática…

Arturo Vergara Rodríguez, afiliado a Falange y alcalde en 1939, apoyado por los militares fascistas. Su nombre ofende una calle de la zona obrera de Barrio Nuevo por ser un activo golpista representante de la oligarquía lagunera.- Emilio Gutiérrez Salazar, fascista alcalde durante 1936-38.

Enrique Romeu Palazuelos, Conde de Barbate, concejal, 1er teniente de alcalde y alcalde accidental de 1961 a 1967.

Miguel Melo Benito, teniente de alcalde de 1936 a 1938.

Alfredo Torres Edward, falangista con calle en el centro de la ciudad, siendo 3er teniente de alcalde (1938) y concejal (1939 a 1945).

Rafael González Vernetta, con calle en el turístico enclave de Bajamar, habiendo sido concejal nacioalsindicalista de La Laguna (1952-54).

Leopoldo de la Rosa Olivera, alto cargo de la dictadura franquista, siendo secretario técnico de La Laguna,

José Peraza de Ayala, de familia militar, doctor en Derecho y profesor de la ULL, dirigió y escribió en la prensa falangista, y fue una ferviente propagandista facha desde los primeros momentos del golpe militar de 1936. Profesor, fue ‘Cronista oficial’ de la ciudad. Además de calle por San Diego, tiene monumento en la plaza de la catedral.

– La Pista Militar de San Roque, construida con la mano de obra esclava de los presos políticos, debe ser reasignado su nombre, no debiendo llevar el de una institución del Estado significada en el condenable golpe y posterior régimen político y construida por esclavos por sus ideas políticas. Desde ya promovemos el nombre de “Carretera de los presos antifascistas”.

Leoncio Rodríguez, quien publicó ‘infames folletos profascistas’. De su inicial moderado republicanismo terminó integrándose totalmente en el régimen franquista. No solo no fue sancionado, sino que el Gobierno Civil informó favorablemente de él. Dirigió ‘La Prensa’ y participó de su continuidad falangista.

Ernesto Salcedo Vilchez, falangista, vino de España para dirigir el requisado periódico ‘La Prensa’ reconvertido en ‘El Día’, con yugo y flechas en su cabecera.

Victor Zurita, con plaza en el centro del cuadrilátero, fue un propagandista del golpe fuera de toda duda. Fue director de La Tarde, periódico republicano conservador que deviene en acérrimo partidario de los militares y defensor de los intereses de las familias oligárquicas tinerfeñas. Publicó uno de los primeros libros hagiográficos de Franco y sus preparativos y ejecución del golpe.

Alfonso XIII, subvencionó y apoyó el golpe de Estado y el liderazgo de Franco.

No cerramos nuestro comunicado sin reiterar nuestra referencia a Heraclio Sánchez, cura chivato y auténtico responsable de la depuración fascista de la ULL y llamar la atención de que, pese a mentirosas declaraciones a prensa, sigue el vergonzoso homenaje al ministro franquista Lora Tamayo, tal como puede comprobar todo interesado a la entrada a la ciudad antes de la Cruz de Piedra.

Coordinadora Antifascista de Tenerife

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×