Lamentamos el abandono, la falta a la palabra y a los mandamientos de la Iglesia del Obispo de Tenerife

Hace ya casi dos meses que una amplia representación de la acampada reivindicativa acudió a ver al obispo de Tenerife don Bernardo Álvarez. Fuimos a pedirle ayuda para un problema, el de la vivienda, que, en Canarias, con 8 desahucios al día, la pobreza más alta, los sueldos más bajos, la cesta de la compra más cara, los alquileres más elevados, con unos servicios sociales irrelevantes y una ausencia total de promoción de vivienda pública por casi dos décadas, es mucho más que un problema, una grave crisis humanitaria. Así, atendiendo a los mandamientos que dispone la Iglesia, le pedimos al señor Obispo entre otras cosas, 1) que intercediera frente al Gobierno de Canarias en favor de nuestras demandas, 2) que utilizara su influencia en medios de comunicación para hablar a favor del derecho a la vivienda y de la acampada reivindicativa, 3) y que cediera viviendas de la Iglesia en Tenerife para familias precarias que no tienen donde vivir. El señor Obispo se mostró receptivo y amable, incluso accedió a hacerse una foto con los presentes. 

Lamentablemente, a día de hoy no parece que haya habido intermediación alguna del señor Obispo con el Gobierno de Canarias, tampoco ha utilizado los medios de comunicación a su alcance para hablar en favor del derecho a la vivienda, y es precisamente la Cadena COPE perteneciente a la Iglesia la que más está atacando a la Acampada Reivindicativa en las últimas semanas, calificando a la familias de la acampada amenazadas por desahucio o directamente sin casa como “impresentables”, insistiendo una y otra vez en la cadena de la Conferencia Episcopal en que la Acampada Reivindicativa debe levantarse, con argumentos tan peregrinos y aporofóbicos como que hay clientes de los bares de la Plaza de la Candelaria que ya no van a esos bares porque hay pobres delante.

También hemos tenido conocimiento de algunas viviendas en Santa Cruz que pertenecen a la Iglesia y podrían ser cedidas a familias en situación de vulnerabilidad, en concreto varias viviendas en Valleseco que aparentemente están vacías y podrían servir para una madre de la localidad con dos hijos menores a cargo, enferma de cáncer y víctima de violencia de género, cuando el señor Obispo en su día nos manifestó que la Iglesia no tiene viviendas disponibles.

Estando así las cosas, con la crisis habitacional más grave que ha sufrido esta tierra en su historia, lamentamos profunda y públicamente que el señor Obispo se ponga del lado de los poderosos, faltando a lo que nos dijo, a los mandatos de la Iglesia o a las repetidas peticiones que el Papa Francisco ha hecho en favor del derecho a la vivienda. Algo que en cualquier caso no nos sorprende demasiado, pues ya cuando fuimos al obispado nos encontramos con unos cuantos cuadros del Papa Ratzinger, conocido por su claro corte conservador, y ninguno del actual Papa Francisco.

A pesar de todo lo dicho, desde la Acampada Reivindicativa confiamos en que el señor Obispo se acuerde al fin de nuestra lucha justa por la vivienda y se ponga del lado de los pobres que no tienen casa o la van a perder en breve, que en Canarias desgraciadamente son muchos, especialmente ahora que empieza el frío y se aproximan las navidades, unas fecha muy entrañables y solidarias en las que se hace muy duro estar en la situación en la que está tanta gente sin casa en Canarias, cumpliendo así con los mandatos de la Iglesia y el ejemplo de Jesucristo de estar siempre con los más desfavorecidos. 

ACAMPADA REIVINDICATIVA POR EL DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×