Lo que no nos dirán (y no nos dijeron) los políticos españoles en el famoso debate (a cuatro), y sobre la necesidad de que los canarios votemos por Ahora Canarias

Cuando empiezo a escribir este artículo aún no se ha producido este famoso debate televisivo por lo que ignoro su desarrollo, pero si tengo claro que es lo que no nos van a decir, y me explico.

No nos van a decir que el mundo tal y como lo hemos conocido durante los últimos 40 años ya no existe, que estamos viviendo un periodo de transición a un mundo que no será mejor, no por lo menos en este periodo de transición, y no me refiero a la vida en España, sino a la existencia en nuestro planeta y en el mundo llamado occidental, donde la hegemonía la ha llevado Estado Unidos.

Pretender pensar la política española sin tener en cuenta las variables que se dan en la situación global es ser miope, miopía que ha de tener sus consecuencias.

Vivimos en un modelo de sociedad marcado por el neoliberalismo, donde la explotación de los recursos naturales que da la tierra es exhaustiva, depredadora, sin tener en cuenta que son finitos y que precisamente por ser finitos es un modelo que no durará siempre.

El día cuatro de este mes de abril, el Espacio Socio Cultural de Caja Canarias en Santa Cruz de Tenerife organizó una charla donde los prestigiosos científicos Carlos Taibo y Antonio Turiel nos hablaron en su conferencia, bajo el título “El colapso inevitable”, del colapso que se avecina a un ritmo acelerado partiendo de la premisa de la escasez de recursos energéticos. Sin embargo ese colapso del que ya no solo son los científicos vinculados al tema energético/petrolero, sino que si analizamos todos los vectores que hacen que nuestras vidas sean satisfactorias, vemos que todos y cada uno de ellos están colapsando.

Expertos en bolsa nos dicen que se avecina un colapso económico, y nos ponen como ejemplo que grandes empresas que no han cotizado en bolsa, se están apresurando a subirse al carro de la especulación bursátil, ya que entienden que para finales de este año la economía va a sufrir otro revés y lo que pretenden con esta acción es que incautos ciudadanos inviertan sus ahorros en sus empresas para ellos luego derivar ese dinero a paraísos fiscales y cuando la bolsa se derrumbe ellos quedar con sus cuentas bancarias bien llenitas y los incautos clientes arruinados y sin sus ahorros.

Por otro lado economistas nos alertan de que el dólar está implosionando, y que le queda muy poco de vida, por lo que muchos países están volviendo al acaparamiento de oro y en la actualidad países como Rusia, Irán, China, India, Turquía, etc., están realizando sus transacciones mercantiles con este mineral valioso. Otro vector que al analizar vemos que nos lleva a una crisis económica sin parangón es el cambio climático. Sin pararnos a pensar en las consecuencias dramáticas que el cambio climático está provocando: principalmente en la pérdida de vidas humanas, el cambio climático está causando una crisis económica de imprevisible consecuencias por sí sola. Ya lo afirmó el exprimer ministro inglés Tony Blair en octubre del 2006, quién en una rueda de prensa junto al ex vicepresidente de los EEUU Al Gore, nos alertó de las terribles consecuencias económicas del cambio climático, que se podría equiparar a una gran guerra mundial.

Si aceptamos como hechos contrastados este cambio de paradigma, que la humanidad ha alcanzado el techo del bienestar, y que nos alongamos a un tobogán de caída incierta, y que necesitamos políticas totalmente opuestas a las que nuestros políticos nos exponen, políticas basadas en seguir las órdenes que les dictan las grandes multinacionales, partidos políticos que se han endeudado con los bancos perdiendo su soberanía y esclavizando al ciudadano. ¿Acaso no somos consciente de que los líderes de los grandes partidos políticos antes de dirigirse al pueblo se reúnen con organizaciones como Club Bilderber, como es el caso de Sánchez (PSOE); o el Sr. Rivera; mientras que de Abascal, el de Vox, no dejan de llegar noticias sobre sus conexiones con Bolsonaro, Trump, etc.

El resultado de esta actividad política, mediante la manipulación mediática y el engaño sistemático al ciudadano ya todos la conocemos: pérdida del poder adquisitivo, desahucios masivos, hambrunas, desempleo, mientras las multinacionales cada vez con menos personal se enriquecen más rápidamente.

Llevamos más de cuarenta años con nuestro bienestar estancado o en franco retroceso y como ya he dicho los próximos años no serán mejores. Tienes la opción de seguir votando a los mismos, con los mismos argumentos: “el voto útil frente al diablo con cuernos que es Vox” o, por el contrario, votar por un proyecto de futuro, con gente que estando preparada, con formación universitaria, con ganas de luchar por su pueblo y no por los bancos o las multinacionales, estén dispuestos a pelear por los verdaderos intereses de pueblo.

En definitiva, ya lo han dicho economistas internacionales, como Crish Materson, Lindon Larouche, Dennis Small, Jeremy Rifkin, o expertos en crisis energética, como Richard Duncan, Richard Heinberg, Paul Roberts, los españoles Antonio Turiel, Carlos Taibo…: “los próximos 25 años no serán como los 25 años pasados”.

En Canarias votar otra opción que no sea votar canario, es decir, que no sea votar por AHORA CANARIAS, supone seguir deslizándose por el tobogán de lo imprevisible”

Fructuoso Rodríguez Morales




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×