Pasado obsoleto

Noche de Verano

 

Una noche de verano,

el calor abrasaba el ambiente,

los pinos rugían

al son del ardiente viento.

Los pájaros se escondían

de la luz de la luna,

los grillos cantaban,

y sólo volaban perdidos los murciélagos,

y mosquitos sedientos.

 

Una noche de verano,

mi corazón conoció su fin.

Una oscura flecha lo atravesó,

lanzada con maldad,

por mi eterno rival

de roja mirada

llamado…

 

Mis últimas imágenes

antes de morir,

fueron las de un ángel,

con cuerpo de mujer,

que lloraba,

al verme de rodillas

con la sangre escapando

fuera de mí.

 

 

Oda a ti

 

Estuviste poco en mi vida,

pero te cogí demasiado cariño.

Quería estar contigo,

que crecieras,

que vieras que este mundo tiene algo bueno,

lejos de guerras, economías y políticas.

 

Pero no pudo ser,

tal vez el destino,

tal vez la probabilidad,

nos hizo una mala pasada.

 

Tenía esperanzas,

sueños,

quería que vivieras,

que crecieras,

que saltaras,

que jugaras.

Pero por gracia de Dios,

por gracia de la muerte,

no pudo ser. 

 

Petirrojo

 

Pequeño pájaro,

vuela alto y no bajes,

sube, sube, sube.

Vuela alto,

vuela lejos y rápido,

no dejes que te pille esa nube negra que se acerca.

 

Tus alas están debilitadas,

respiras exhausto,

ya no puedes más,

tu felicidad fue efímera,

sigue luchando,

no caigas.

 

Ya no puedes más,

caes lentamente,

mientras de abraza esa nube negra

y la oscuridad que esconde.

 

 

Verdad (3)

 

Las heridas del corazón,

algunas se curan,

otras se les echa tierra encima,

aparece un viento fuerte,

quita esa tierra y la herida vuelve a causar dolor.

 

Echar tierra, sopla el viento.

Echar tierra, sopla el viento.

Echar tierra, sopla el viento.

Echar tierra,

el corazón cae y muere.

 

Alberto Candelario

Un comentario en “Pasado obsoleto

  • el 4 de abril de 2018 a las 2:21 pm
    Permalink

    Una prosa falta de miedo y llena de sinceridad. Cuyas expresiones y temores nos dejan con un agrio sabor de boca, el cual perturban nuestro mas hondo ser.
    Por lo demas, indicar que aun a este autor le queda mucho por pulir en cuanto a expresiones y metaforas, a fin de buscar y atrevese a llenar su prosa con mayores y mejores matices. Sin olvidarnos de su notable progresion. Un cordial saludo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×