Podemos, en un golpe de efecto sin precedentes, pide papeleras de reciclaje para todos los colegios de Tenerife

Pero la última de Podemos, que por supuesto ha aplaudido el Pleno en peso, ya es el no va más, ‘es la pera’ como se suele decir. Proponen los ecosocialistas nada más y nada menos que se dote a los centros educativos de papeleras para separar los residuos, de colorines y eso, como si no lleváramos más de 20 años haciéndolo donde se ha querido hacer, porque donde el profesorado pasa da igual que les forres las papeleras de oro: no se hace y punto. Y es que papeleras de reciclaje han llegado a los colegios de todos los tamaños y de todos los colores desde siempre y donde funciona es donde los niños y niñas las hacen con cacharros reutilizados y decorados, otra cosa es lo que se haga con ellas después que es harina de otro costal”

Pues sí, en la recta final de la legislatura, casi en los últimos metros, parece que el Cabildo de Tenerife se ha puesto a tope asunto de la gestión de los residuos que, por otro lado, se ha encontrado oculto y casi desaparecido en combate a lo largo de toda esta última legislatura. Se escucha que por fin ha salido a concurso el contrato del servicio que por más de treinta años ¡de la época de Pepe Segura! venía prestando Vertresa, que irregularmente se llevaba prorrogando por casi cinco años ya.

Por otra parte, sin haber implementado para nada el Plan Territorial Especial de Ordenación de los Residuos (PTEOR) del 2009, donde se decía lo que había que hacer y cómo para aproximarnos al 50% de reciclaje que nos impone Europa para el año que viene (no llegamos probablemente ni al 15% a día de hoy); el Cabildo también se desmarcó con un brindis contra la incineración de residuos, que está contenida en el PTEOR y que se sepa nadie ha derogado ni cambiado, como acto de propaganda de cara a la candidatura del consejero Valbuena que por fin ha conseguido su sueño dorado: un echadero en el Senado español. Que ya verán ustedes que compagina con algo porque al muchacho todo lo que gana le parece poco, hasta el punto que se ha pasado de frenada alguna vez y ha tenido que devolver perras que se le habían quedado pegadas en el fondo del bolsillo. Suficiente para que en cualquier país civilizado del mundo no se pueda ni seguir ni volver a la política pero aquí ya se sabe que eso es un mérito.

Pero la última de Podemos, que por supuesto ha aplaudido el Pleno en peso, ya es el no va más, ‘es la pera’ como se suele decir. Proponen los ecosocialistas nada más y nada menos que se dote a los centros educativos de papeleras para separar los residuos, de colorines y eso, como si no lleváramos más de 20 años haciéndolo donde se ha querido hacer, porque donde el profesorado pasa da igual que les forres las papeleras de oro: no se hace y punto. Y es que papeleras de reciclaje han llegado a los colegios de todos los tamaños y de todos los colores desde siempre y donde funciona es donde los niños y niñas las hacen con cacharros reutilizados y decorados, otra cosa es lo que se haga con ellas después que es harina de otro costal. Es más, mejor ni preguntar qué pasa con lo que los niños separan cuando llegan los empleados de la limpieza municipal a por ellos. Sobre eso mejor correr un tupido velo no vaya a ser que…

Pero en el contexto de una Europa, a la que se empeñan en decir que pertenecemos, estemos repartiendo papeleras o cubos de basura de colores en los colegios donde debería estar terminantemente prohibido el uso, por ejemplo, de envases no retornables para los desayunos de los niños o para el agua. ¡Por qué no proponen que se invierta en recipientes retornables para repartir y obligar a las familias para que desaparezcan las botellas de plástico de un solo uso o los mini tetrabriks que por millones van a las papeleras de los centros educativos de Tenerife cada año! Francamente, con Valbuena delante propusimos una experiencia piloto en la Comisión de Residuos de la que consiguieron echarnos (con la colaboración de Podemos) y todo el mundo miró para otro lado en 2016 y tres años después piden papeleras para juntar toda la basura que innecesariamente generan los críos en los colegios, según ellos para cumplir los objetivos europeos de los que nos encontramos a años luz gracias a tanta ineptitud y a la inoperancia total de la oposición política que se lo ha montado lo más grande de espaldas a la sociedad de tenerife y al interés general. Nada nuevo bajo el sol en este sentido lamentablemente.

Lo que hay que hacer en los centros educativos, sobre eso se estuvo trabajando años, está escrito en el PTEOR y comenzó su andadura dentro del programa “Personas más Sostenibles” que también enterró Valbuena, junto a las visitas de escolares al Complejo de Arico, con la indiferencia de la mal llamada oposición política, otra cosa es que esos documentos y proyectos no les permiten salir en los titulares con chorradas varias. O los cumplen o los cambian, pero todas las estrategias están allí escritas y tienen su fundamento en el trabajo de un montón de gente que le echó horas, días, meses y años a conseguir que nos dotáramos de un plan del que no nos gustaba todo, en absoluto, pero que mantenía una coherencia y unos objetivos que estos personajes irresponsables han liquidado sin más y sin ofrecer alternativa alguna. ¡Qué ahora van a ser los briks de los niños en los recreos los que nos van a sacar del aprieto del 50% de reciclaje que nos exigen en unos meses! ¡Chiquita falta de ignorancia!

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×