Sin noticias del “BlaBlaCar” que iba a implantar Carlos Alonso desde principios de año

Yo creo que ni en sus mejores sueños Alonso se imaginó, al inicio de la legislatura, un pleno del Cabildo tan domesticado, imposible parecía pero nadie le pide cuentas de nada y en algún momento habrá que poner las cartas boca arriba de tal forma que sepamos todos cómo se subvenciona a los grupos, quién y cómo está enchufado ahí o a cuánto ascienden las asistencias que cobran esos consejeros de la supuesta oposición que se van quejando por todas las esquinas de que no están liberados.  Caso de Sabaté, de Podemos, que te da los buenos días y a continuación te echa la llorada de que no está liberado, que quisiera yo saber quién ha estado liberado en esta Isla históricamente en las luchas sociales que han movido a decenas de miles de personas.

Y es por eso que Alonso se puede permitir plantarse en el pleno del estado de la Isla planteando quince medidas, algunas chorras directamente, otras de lo más injustas como creando asistencias sociales paralelas a las de los ayuntamientos -con el sobrecoste que tiene eso- pero para el beneficio de unos pocos (obviamente no puede abarcar a toda la Isla que es su competencia) o sencillamente la planta fotovoltaica más grande del mundo que ocuparía la superficie de diez veces el aeropuerto de Los Rodeos sin aclarar ni dónde, ni cuándo y mucho menos con qué recursos. No hace falta, nadie le va a interpelar al respecto y los medios de comunicación pues también están a sus cosas y las más de las veces no pueden meterse en líos con el que les contrata la publicidad. Con nuestro dinero pero es él quien decide -sin obligación de criterio objetivo alguno- con lo que ustedes me dirán qué puede salir de eso en lo que a prensa crítica se refiere.

Pero algunos plazos, eso sí, van corriendo en lo que respecta a medidas concretas, como la número tres según la cual Metropolitano de Tenerife trabajaba en un app que convertiría al Cabildo en una especie de ‘Bablacar’ que le pagaría a la gente por compartir coche. Vamos, mediante el teléfono móvil iban a controlar a la gente que compartía coche para ir al trabajo, geolocalizados ahí todos, y seríamos generosamente recompensados. Alonso dijo que nos pagaría y tal, pero el cómo no quedó claro, supongo porque comenzarían a circular bolsos de teléfonos móviles para acá y para allá a fin de cobrar unas perritas. Hasta para los taxistas podía ser una buena alternativa semejante chorrada.

Eso sí, de lo que necesitamos la gente que llevamos compartiendo coche toda la vida, como es el caso de los maestros, trabajadores sanitarios, construcción… que nos desplazamos al Sur todos los días -que no es que Alonso nos pague ni chorradas por el estilo- pues de eso nada de nada porque entre otras cosas ni nos preguntan. ¿Que qué necesitamos? Pues básicamente zonas más o menos seguras y adecuadas donde llevar a cabo el intercambio de coches porque al no haber espacios habilitados al efecto pues en todas partes molestamos. En Radazul hasta los vecinos llegaron a dañar coches porque les ocupábamos sus zonas de aparcamiento. De Alcampo nos han llegado a echar, porque aparecemos por allí a horas intempestivas y a la directiva del Círculo de Amistad de Barranco Hondo les molesta hasta el extremo que 20 o 30 coches de maestros y otros colectivos del Siam Park y demás ocupen una pequeña parte del inmenso aparcamiento que en días laborables está completamente vacío, o casi. Así somos, así se preocupan en el Cabildo por el tema y así está pendiente la oposición de las necesidades de la gente y del interés general, a base de chorradas y mentecateces todo el santo día, la penúltima declarar ‘non grato’ en Tenerife al presidente de la UD Las Palmas. ¿En verdad se puede ser más [email protected], que es una expresión canaria que no persigue la ofensa a nadie? ¿Por qué no tienen lo que hay que tener y piden lo mismo -que al fin y al cabo no deja de ser más que un brindis al sol- para Carmelo Rivero que le está haciendo lo que le está haciendo a los periodistas de Diario de Avisos? ¿Les gusta más el presidente del CD Tenerife al que le piden cárcel por levantarse tres millones y medio de euros de las subvenciones al transporte? En fin, tintes de patetismo está tomando ya la cosa.

¡Que compartir coche es la única opción sensata cuando el transporte público está como está y lo que necesitamos, ya que no hacen nada por nosotros, es que no nos sigan tomando el pelo ni desde la oposición ni desde el gobierno insular!

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×