STEC-IC rechaza un Pacto Educativo para lavar la cara a la LOMCE

Exige la derogación de la LOMCE y una nueva ley estable, debidamente financiada y consensuada con las comunidades educativas

Que la LOMCE es la ley educativa que ha concitado un mayor rechazo social es un hecho indiscutible. Desde los primeros borradores hasta la redacción final, no ha habido un sólo paso en la elaboración de dicha ley que no haya tenido una fuerte contestación, tanto por parte del profesorado como por parte del alumnado y las familias. En definitiva, ha sido rechazada por las personas usuarias y profesionales que, al final, han tenido que llevarla a la práctica. En el ámbito de la política parlamentaria, la LOMCE tampoco contó con más respaldo que el de la mayoría absoluta del Partido Popular en la anterior legislatura. Por ello, no es de extrañar que, nada más iniciarse la actual, y con un nuevo reparto de mayorías, el Parlamento haya aprobado una proposición legislativa para suspender su calendario de implantación y creado la Subcomisión de Educación con la intención de avanzar hacia una nueva ley a partir del consenso político y social.

Sin embargo, dicha subcomisión se está desarrollando a puerta cerrada sin contar con los docentes ni con el resto de la comunidad educativa. Para el STEC-IC, este modo de proceder es absolutamente inadmisible ya que, en realidad, la Subcomisión de Educación del Congreso está sirviendo para que, una vez más, el Partido Popular, con la colaboración de Ciudadanos, mantengan secuestrado al resto de la sociedad el debate sobre algo tan fundamental como la educación que queremos para nuestros hijos e hijas y, posiblemente, también para las siguientes generaciones, pues lo deseable sería alcanzar un alto grado de consenso en torno al modelo educativo evitando así los vaivenes de las leyes en función de qué partido gobierne.

El escollos más difícile de salvar, debido precisamente a la postura cerril del PP, es la financiación del sistema educativo, y especialmente para la Educación Pública. Es más que evidente que ni el PP ni C’s apuestan de manera clara por un modelo educativo público fuerte y de calidad que permita garantizar el derecho fundamental y universal a la educación; la defensa de la escuela pública; la promoción de la igualdad, la equidad y la inclusión como valores transversales; la garantía de una educación laica y una escuela democrática y participativa; la construcción de un currículo alternativo; y, entre otras, la consideración del profesorado como agente clave en el proceso de enseñanza-aprendizaje.Si de verdad apostaran por ese modelo educativo, no se  opondrían a las más que justificadas demandas de incremento del presupuesto educativo hasta el 5% del PIB de manera inmediata y hasta el 7% en los siguientes años.

En definitiva, el gobierno del PP, con la colaboración de C’s, mantiene viva la fantasía de un Pacto Educativo cuya única finalidad es perpetuar la LOMCE mientras, curso tras curso, generaciones de estudiantes sufren los perniciosos efectos de una ley, diseñada ad hoc para deseducar.

Así pues, el STEC-IC, rechaza cualquier intento de lavar la cara a la LOMCE, exige su inmediata derogación y que se negocie una nueva ley estable, que cuente con el consenso de las comunidades educativas y de aquellas organizaciones políticas que apuesten por un modelo educativo público, democrático y de calidad, debidamente atendido y financiado.

 

Secretariado Nacional del STEC-IC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×