Tregua

Tregua

Es como una mirada siniestra,

Una sombra sin igual,

Acechando lo poco que queda.

Desesperada por una actitud que,

Sin fin, ninguno merece ni gana.

Ver las sombras de la muerte,

Enloquece,

Pero tan solo es el recuerdo de lo sucedido.

¿Cómo mirar al futuro sin que sea el reconocer… duro?

Todos nos preguntamos si de veras existe esa alma pura,

Y todos nos decimos, con esperanza, sin lugar a duda.

 

Elvis Stepanenko



 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×