Valbuena (PSOE) confirma lo que anunciamos hace dos años: otra legislatura perdida en materia de gestión de residuos

Obviamente al Valbuena, al Sabaté, al Alonso y demás pues es muy probable que todo esto se las refanfinfle bastante, al pueblo de Tenerife que se va a quedar pagando de su bolsillo tanta irresponsabilidad, ya veremos

En abril de 2016 José Antonio Valbuena (PSOE) aseguró que en ese ejercicio se licitaría el contrato más importante al que se debe enfrentar el Cabildo, que no es otro que el que tiene que ver con la prórroga de la gestión de los residuos que Pepe Segura firmara con Vertresa por treinta años allá por el año 84 del siglo pasado. Vamos, que aún en 2016 ya la renovación llegaba con dos años de retraso. Pero hete aquí que hoy el hombre anuncia en El Día que se va a mandar a mudar del área sin sacar nada a licitación, porque las elecciones son en mayo de 2019 y la cosa, según él, saldría en todo caso para el verano de ese año.

En verdad cuando acudíamos a las reuniones de la Comisión de Residuos, de la que con buen tino nos han echado como agua sucia por ser críticos con el asunto, saltaba a la vista que aquello no podía acabar bien de ninguna de las maneras. Todo el mundo, hasta algunos que se llaman ecologistas/ecosocialistas a mi no me pregunten por  qué, intentando ver qué podían trincar de aquí o de allá, aunque sea arrancando rabo de gato por ahí. Que parece coña pero sacaban el tema relacionándolo (no me pregunten cómo) con la gestión de residuos en la Isla. De hecho en la Comisión se han quedado ¡después de echarnos a nosotros! empresarios con intereses en el sector ¡incluso contratando con el Cabildo! que van allí no como tales sino como representantes de grupos ecologistas que si usted busca en internet no encontrará referencia alguna de ellos.

Que todas esas barrabasadas, vamos a ver, siempre han existido de alguna u otra manera, pero lo sorprendente del asunto es que todo esto se halla destapado de una forma tan infame justo cuando tienen presencia política importante en el pleno de la institución los que venían a cambiar las cosas y que se han dedicado a apoyar hasta las trancas esta política del mamoneo y del disparate. Una oposición de la machangada que se la pasa pidiendo disculpas cada dos por tres porque se les va la pinza en las redes sociales diciendo chorradas mientras los grandes temas están manga por hombro.

¿Por qué nadie pide responsabilidades a Carlos Alonso y a Valbuena por este disparate? Francamente, tremendo misterio. Aquí ya estamos hablando de un tema que debería estar en Fiscalía sin la más mínima duda, no se puede prorrogar un contrato de esa magnitud durante cinco años como si tal cosa, máxime cuando hubo treinta para hacer las cosas bien y cuando a la llegada de Valbuena aquello estaba todo perfilado y por intereses, vistos en perspectiva claramente espurios, lo echaron todo abajo, hasta la web donde todo estaba perfectamente transparentado en contraste con el ocultismo total al respecto de esa no-adjudicación que existe hoy en día. Todo ello, repito, con el apoyo incondicional de Podemos-Sí Se Puede y del PP desde esa supuesta oposición de risa.

¿Las consecuencias? Pues terribles. No tanto porque cuatro discretos hayan priorizado sus intereses particulares sobre el interés general de la isla de Tenerife, que al final todo eso son migajas. El problema fundamental es que el Plan de Residuos (PTEOR) de 2009 no se ha podido implementar en absoluto y hasta lo único que quedaba de concienciación, con la visita de escolares al PIRS, se lo han terminado cargando cuando se incrementaron significativamente las tarifas precisamente para pagar todo eso. Pero a día de hoy no hay absolutamente nada de nada ni del PTEOR, ni de infraestructuras (puntos limpios, plantas de compostaje…) ni de cuestiones fundamentales como la Mesa de Fertilización Orgánica que simplemente se la cargaron entre Valbuena y Podemos.

Y ya verán ustedes, porque las obligaciones con los objetivos de la Unión Europea es lo único que permanece ahí como una espada de Damocles, que en nada podemos ver repercutir sobre las tasas cuando nos obliguen a gravar el vertido hasta el infinito y más allá por haber sido unos absolutos incumplidores en todo. Obviamente al Valbuena, al Sabaté, al Alonso y demás pues es muy probable que todo esto se las refanfinfle bastante, al pueblo de Tenerife que se va a quedar pagando de su bolsillo tanta irresponsabilidad, ya veremos. Una cosa sí que está clara: no por echar a las voces críticas de la Comisión de Residuos aquello se iba a solucionar como por arte de birlibirloque, eso salta a la vista.

 

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×