14 de abril de 2016: que se corte la cabeza

Se cumplen 85 años de la proclamación del régimen político democrático caracterizado por un enorme avance social: La Segunda República española, periodo por todas las personas sabido que se sesgó con un golpe de estado que desencadenó la guerra civil y una posterior dictadura, de la cual hasta hoy se nota de manera lamentable sus efectos, pues no es un hecho baladí, que tras la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007 de 26 de Diciembre) se sigan buscando ‘los restos’ de las víctimas en fosas comunes, sin apenas financiación pública para ello, y que algunos símbolos y monumentos públicos sigan sin ser retirados, hecho este último que motiva la publicación de este artículo.

BLAS PÉREZ GONZÁLEZ

En ese período histórico, en Canarias no hubo enfrentamiento propiamente dicho, sino que simplemente los disidentes fueron ajusticiados por parte del autodenominado ‘Bando Nacional’, siendo asesinados o encarcelados, o incluso obligados a alistarse ‘voluntariamente’ en la División Azul, represión que continúo durante la dictadura.

Son numerosas las publicaciones relatando los hechos acontecidos o que recopilan valiosos documentos que dan una claridad objetiva.

Regresando al tema de la conmemoración, y sin querer ‘usurpar’ el protagonismo e iniciativa de las formaciones políticas, sindicales u de otra índole social, que tradicionalmente organizan dicho acto, y que están llamadas a seguir haciéndolo, lanzo la idea de celebrar un encuentro en la ciudad de Santa Cruz de La Palma, en la glorieta donde existe un busto dedicado a Blas Pérez González, natural de la Isla y quién fuera ministro de gobernación durante el franquismo, monumento este que debería haberse ya retirado por parte de la Autoridad Portuaria, ‘propietaria’ del lugar, y que tras cerca de 6 meses de la aprobación por parte del Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma de una moción instando al propio organismo gubernamental a acatar el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica no se ha hecho efectiva.

Por tanto se hace necesario que las organizaciones y personas que se consideren republicanas, pidan explicaciones por este caso omiso del cumplimiento de una ley, y del poco respeto hacia los acuerdos tomados por la institución que dice representar los intereses de todos los habitantes del municipio de Santa Cruz de La Palma, quizás si lo que motiva esta desidia, hecho que no se ha comunicado hasta ahora (y que tampoco se entendería que no se contemplara en el presupuesto del año en curso), es que la Autoridad Portuaria no tiene una partida presupuestaria reservada específicamente para llevar a cabo la operación, pueda pedir auxilio económico a otras entidades públicas o privadas, o incluso donaciones de particulares que sufraguen la misma o profesionales que voluntariamente retiren el busto gratuitamente, no vaya a pasar que se dé pie a que se judicialicé este tema, ‘manchando’ así la imagen de la capital de la Isla, cuando en otros municipios como el caso de Los Llanos de Aridane, han homenajeado con orgullo la etapa republicana del municipio celebrando una jornadas culturales y con el debido cumplimiento de la retirada de todo símbolo franquista del propio Ayuntamiento, normalizando así la vida del municipio.

Una vez hecha la petición de ‘‘que se corte la cabeza’’, y se traslade al museo correspondiente o a dónde se crea conveniente, se podría abrir un concurso de ideas o que una comisión multidisciplinar opinará al respecto de si es conveniente colocar algo en el nicho o no.otro busto posiblemente de BLAS PEREZ

Posibilidades hay muchas, desde fundir el propio busto y con el metal realizar una placa conmemorativa u otro monumento, algún elemento que esta vez, recuerde a todos las personas afectadas tanto por la guerra civil como por la dictadura, seguro que los numerosos artistas que residen en la Isla o incluso estudiantes de arte podrán aportar sus pareceres si se apuesta por esta línea, o incluso, sin querer polemizar ni ‘mezclar’ asuntos, y dado que el erario público está muy limitado, se debe tener en cuenta y estudiar la posibilidad de que las partidas presupuestarias ya aprobadas para desarrollar el famoso proyecto de Ibarrola-Fierro en el garafiano Barranco de La Luz, se reconduzcan, ya que no se ha ejecutado, y que desde el Cabildo se pueda proponer a los artistas que se plasme una obra aquí, que tenga una mayor aceptación popular.

Para concluir la motivación de acudir a la cita, es de justicia recordar esta efeméride, y esperar que pronto se haga realidad un cambio de modelo político administrativo en España y Canarias, y nos olvidemos para siempre de una monarquía, que aparte de representar un modelo arcaico y caduco, dista lejos de ser ejemplar.

Y termino con una extracto de la propia Ley ‘‘…fomentar la cohesión y solidaridad entre las diversas generaciones de españoles en torno a los principios, valores y libertades…’’

FELIZ PRIMAVERA, SALUD y REPÚBLICA.

 

 

 

 

 

 

 

Alejandro Hernández

Un comentario sobre “14 de abril de 2016: que se corte la cabeza

  • el 20 abril, 2016 a las 10:59 am
    Permalink

    República si,pero Canaria…La república española sería igual de colonizadora ,en Canarias ,que la monarquía actual.No nos engañen:con República o sin República ,España ,aquí,sobra.
    La Segunda República supuso un gran avance en un Estado que todavía se debatía en el ancien regimen .a nivel económico,cultural,social etc.,pero no tenía programado el liberar a nuestro país .El PC en Canaria se planteó entonces un programa propio,donde se planteaba la independencia de Canarias .La república francesa sigue siendo dueña de Reunión,Martinica ,etc…La república no garantiza nada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×