ANC lamenta la hipocresía de Fernando Clavijo y Marcial Morales al promover la destrucción de Tindaya

La organización nacionalista califica de “acto de traición” hacia el territorio los intentos del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Fuerteventura para desarrollar el proyecto de Eduardo Chillida

logo anc transparente

Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) lamenta que la hipocresía de Fernando Clavijo y Marcial Morales sobre el proyecto de la Montaña de Tindaya. Ambos dirigentes pseudonacionalistas no dudaron en disfrazarse de ecologistas y de protectores del territorio con el tema del petróleo hace escasos meses, mientras que ahora prosiguen con su intención de atentar contra el entorno natural para desarrollar un monumento tan innecesario, como inutil.

El presidente del Cabildo majorero y el presidente del Gobierno canario firmaron hace escasos días un documento, con el que daban por creada la Fundación Canaria Monumento a la Tolerancia en la Montaña de Tindaya. Entre sus objetivos se detalla, literalmente, la realización de la obra escultórica ideada por Eduardo Chullida para esta zona, según los criterios ‘artísticos’ establecidos por este.

El discurso de ANC respecto a este tema hace tres años, cuando Paulino Rivero pretendía retomar el proyecto, vuelven a tomar relevancia. Y es que “la identidad nacional, la defensa de patrimonio e intereses económicos es lo que califica como nacionalista a una organización, por lo que Coalición Canaria huye de esta descripción al atacar a la historia de su tierra.

El nacionalismo no se teoriza, el nacionalismo se ejerce y se califica después según las formas de cada organización o dirigente representativo de ella. El caso de la defensa a ultranza de los dirigentes de Coalición del proyecto de Chillida para Tindaya se aleja mucho de las formas que necesitamos para la conservación del patrimonio base de nuestra identidad y origen como Pueblo.

ANC insta a CC a dar marcha atrás en sus pretensiones de destrucción de la identidad canaria y pide que explique las verdaderas motivaciones que la llevan a defender este despropósito que nada tiene de artístico.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×