Una más. Área Recreativa “Padre Pío”

Desde Iniciativa Ciudadana de Firgas, no terminamos de salir del asombro de las decisiones que se toman por el Grupo de Gobierno de este municipio.

En este caso, viene marcado por la aprobación en Junta de Gobierno Local (JGL), de 20 de Julio de denominar al Área Recreativa ubicada en Las Huertecillas, “Área Recreativa Padre Pío, Las Huertecillas (Firgas),  a raíz de una petición de la Asociación Grupo Padre Pío de Firgas, con fecha de entrada en el Ayuntamiento de 10 de Julio, argumentando que “actualmente no tiene denominación” y con objeto de conmemorar el 50 aniversario de su muerte, según refiere el escrito.

En la línea de lo que nos tienen acostumbrados, la participación e implicación  ciudadana brilla por su ausencia en las decisiones que toma este Grupo, no teniendo en cuenta la cantidad de vecinos y vecinas de Firgas, que hemos participado de una u otra manera en la recuperación de la masa forestal de esta zona, conocida por “El Bermejal”, por las personas que han tenido algún tipo de vinculación al lugar. Así como tampoco, sabemos cuál es la vinculación del  colectivo solicitante al lugar referido, si es que la hay. La decisión “parece” tan simple como una mera solicitud, sin más.

Al parecer, la intención de la asociación que promueve este nombramiento, no es otra que la de homenajear a una persona significativa para ellos y que les gustó la zona para una posible creación de una Ermita.

Sobra recordar que estamos hablando de posibles actuaciones dentro del Parque Rural de Doramas.

Hemos de remitirnos al apoyo particular del Sr. Alcalde, D. Manuel Báez, que públicamente, se refirió en su discurso de investidura en esta legislatura, al agradecimiento a Pío de Pietrelcina, como su protector. Sabemos que ha ayudado a esta asociación, en la gestión de la solicitud de la denominación aprobada, así como el intento anterior, de poner el nombre de “Padre Pío”, a una calle, en Las Huertecillas. Y el resto de miembros de la JGL, aprobando, sin más.  ¡¡¡De pena!!!

El  Sr. alcalde confunde nuevamente sus intereses privados y sus devociones con las del pueblo en su conjunto. No puede utilizar espacios públicos, comunes, a su antojo, para ponerlos bajo denominaciones y quizás fines religiosos. Atenta contra la necesaria laicidad de las instituciones públicas. Tenemos una sociedad multicultural, con diferentes tradiciones religiosas, el Ayuntamiento debe ser neutral a la vez que garante de la igualdad en el ejercicio y titularidad del derecho de libertad de conciencia. No puede la alcaldía, con formas autocráticas con el lamentable apoyo  de sus socios de gobierno (AVF y PSOE), apoyar iniciativas que responden a sus propias simpatías y veneraciones. Le exigimos respeto a la ciudadanía de Firgas.

Iniciativa Ciudadana de Firgas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×