Cerrojazo al independentismo canario: lo llaman democracia y periodismo pero nunca lo fue

Periodistas que se llaman progres, locutores que se visten de libres y objetivos, funcionarios públicos que podrían incluso acogerse al código deontológico de su profesión para hacer pura y simple información, activan un sucedáneo de ese franquismo sociológico y desprecian cualquier actuación que pueda poner a los independentistas como sujeto político a la vista de todos.

El franquismo político no sólo no murió al fallecer el dictador, sino que siguió y sigue muy vivo. Se camufló en las tripas del PP durante décadas y Vox ha sido su última excrecencia. Pero, ¿y el franquismo sociológico? ¿Anidó en los mismos sectores o se propagó incluso a otros? También para visualizar mejor su supervivencia hay que observar el comportamiento político más allá del ámbito de lo meramente partidario. Descender al tuétano de la personalidad básica del español medio y rascar un poco para comprobar que muy poco ha cambiado y que el argumentario más básico y cavernario del ultranacionalismo español sigue indemne en su subconsciente. Especial mención merece su escenario mediático, contaminado por dinero cierto, por las prácticas sicarias también, pero que para con el anticolonialismo canario se muestra clarísimamente residuo de ese franquismo de cerrojo y candado que lo retrata y convierte en una caricatura de lo que en otras latitudes se podría llamar información. 

Al independentismo canario ni agua, ni oxígeno, ni una línea de información. Al Independentismo si hubiera que mentarlo: mientase, distorsión y desinformación. Esa es la consigna en las redacciones locales, la directiva marca de la casa cuando llegan el comunicado o nota de prensa con la opinión del independentismo sobre cualquier cosa. Periodistas que se llaman progres, locutores que se visten de libres y objetivos, funcionarios públicos que podrían incluso acogerse al código deontológico de su profesión para hacer pura y simple información, activan un sucedáneo de ese franquismo sociológico y desprecian cualquier actuación que pueda poner a los independentistas como sujeto político a la vista de todos.

Resulta clarificador que lo que en el fondo se esconda tras estas actitudes, no sea precisamente una consideración objetiva de “no interés” para sus audiciencias. Muchísimo menos interés suscitan cientos de sus columnas, editoriales, artículos de opinión, reportajes o boutades al uso extraídas de las redes sociales y aprovechadas para relleno. La “cosa” aquí tiene más carga de profundidad. ¿Es lógico que periódicos digitales españoles de ideología muy ultra se hagan eco de actuaciones u puntos de vista del independentismo canario muy meritorias, aunque sea para criticarlas, pero la prensa en Canarias no? ¿Es lógico que medios que podrían dar más proyección así de pluralidad en Canarias, conviertan al sentimiento Independentista de un cierto sector de la población en “nadies” y al mismo tiempo coloquen en portada a cosas de todo género que no lo son? La respuesta es no, al menos desde el sentido común, desde una visión que si fuera democrática, progresista o hasta simplemente de profesional amante de la información sin más.

El cerrojo, el candado de mil llaves, oscuridad absoluta, convertir en “nadies” a los que se teme, desprecia y sólo son expresión de sus más básicas fobias, hermanas todas de ese nacionalismo español que no sólo es de Vox, del PP, sino extensivo a esa “izquierdona siniestra” que, en España y su colonia, actúa como tapón para la libertad de expresión, opinión e información a todo lo que tenga que ver con el Independentismo canario. Se lo hacen a Hijos de Canarias, al CDTN, a Ahora Canarias. Y lo hacen con prepotencia, soberbia, descaro, pero también con un infinito desprecio hacia su dignidad personal y sus propias profesiones porque no es objeción de conciencia lo suyo, sino ausencia de ella.

Llegará el día, llegará, en el que todos ellos, sin excepción, probarán su propia medicina. Mientras llega no duden que nosotros seguiremos siendo esa gota de agua que les parece frágil y minúscula, pero que con constancia mantenida en su caída, es capaz de erosionar la más dura de las rocas.


[email protected] de Canarias




Un comentario sobre “Cerrojazo al independentismo canario: lo llaman democracia y periodismo pero nunca lo fue

  • el 21 mayo, 2019 a las 10:30 am
    Permalink

    La TV “Canaria” abre los informativos, a diario, con noticias relacionadas con CC y Clavijo. Y después continúa con noticias de los partidos metropolitanos. ¿Y que hace la Junta Electoral y el Delegado del Gobierno?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×