Creando comunidad

Juntas en la misma dirección” lleva una década dedicada casi en exclusiva a fortalecer y potenciar la convivencia intercultural en la isla de Tenerife

Llevo siguiendo el trabajo que se desarrollaba dentro  de “Juntas en la misma dirección” desde hace más de dos años, pero  fue a partir de la pandemia y del aumento de la llegada de personas migrantes a nuestras costas cuando  comencé a seguir de manera más concienzuda a una de sus estrategias: “Tenerife Antirumores” y con el aumento de los bulos y falsas noticias decidí abandonar “el sillón” y comenzar a luchar contra la lacra de la desinformación de la mano del gran equipo humano que conforma a esta organización.

Quiero relatarles en estas líneas como ha sido acompañar a la estrategia de “Tenerife Antirrumores”.

Conocí a este grupo a través de las redes sociales y por una de sus integrantes, que espero que no se ofenda por nombrarla y que es importante en mi enganche a este proyecto. Ella es nada más y nada menos que Paula Rizzo, una mujer decidida, con un potencial todavía por explotar y de una calidad humana increíble.

Comencé mi andadura dubitativa, quizás no era un grupo en el que me sintiera cómodo o peor aún podría aburrirme rápidamente. En los primeros encuentros en los que participe no dije ni siquiera una palabra pero créanme que no era por ganas simplemente me quedé encandilado ante los diversos debates que se generan, en ese momento me sentía como un alumno recibiendo una clase magistral por parte de las mejores docentes que uno pudiera tener, entre ellas se encuentra una mujer de la que me he enamorado intelectualmente y la cual creo que debería tener miles de horas de un programa de radio o televisión como es doña Roxana de Ortiz  que de manera clara inclusive para un profano como yo es capaz de transmitir sus conocimientos y sus opiniones.

Con el paso del tiempo voy adquiriendo una participación más activa tanto en los encuentros como en las actividades que se desarrollan y créanme cuando les digo que cada día aprendo algo nuevo y voy dibujando una imagen más real de la sociedad y de los grandes males que generan los bulos y las falsas noticias, las cuales no son en sí misma una enfermedad sino más bien síntomas de una enfermedad más grave como es la aporofobia y la xenofobia.

Juntas en la misma dirección” está conformada por numerosas estrategias y todas tienen un componente en común y es que son completamente abiertas a toda la población, no se pide ninguna formación previa el único requisito es querer conseguir una isla y una sociedad más tolerante.

Juntas en la misma dirección” es una estrategia donde nadie sobra y todas suman, donde potenciar nuestras capacidades y reforzar nuestras virtudes, un proyecto donde cuentan las personas y no los objetivos.

Pero cuidado que sin ellas pretenderlo te pueden robar tu corazón, y pueden pasar a ocupar una pequeña pero importante parte de vuestras vidas.

 

Jesús Socas Trujillo

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×