Curbelo consigue casi 27 millones de euros para “ampliar” la carretera de Alajeró al aeropuerto de La Gomera

La que probablemente es la obra más cara de carreteras en territorio español es la del túnel de Erjos, es algo así como si cada familia de tres miembros de Tenerife tuviera que apoquinar 1.200 euros para acometer la obra. Mucho o poco cada quien sabrá, pero si cada familia gomera de tres miembros tuviera que apoquinar para la ampliación de carretera de Alajeró al aeropuerto pues ya no serían 1.200 sino 3.600 porque a cada gomero la cosa le saldría por 1.200 para una carretera que no utiliza nadie. O casi, si la comparamos con el nivel de ocupación de una carretera en isla capitalina o dentro de la misma “isla curbelina”. Que no es que no haya carretera, muy mal mantenida por parte del Cabildo en algunos tramos, pero la carretera está ahí y el trazado es muy difícil de mejorar, por no decir imposible.

¿Qué cómo piensan gastarse tanto dinero en una obra absolutamente innecesaria? Qué sé yo, ahí tendrá que mamar todo dios supongo, pero acaso esa vía si necesitaba es mantenimiento y muy poco más, ni el tráfico ni el trazado lo justifica.

Tenerife: “el Cabildo está ejecutando la mejora integral de esta vía TF-28 desde el kilómetro 22+500 hasta el 37+500, entre los municipios de Arafo y Güímar. Este tramo, cuya ejecución se encuentra en su última fase, dispone de una inversión de 2,8 millones de euros”. Más o menos los mismos kilómetros, unos quince, con renovación de malecones y demás en Tenerife no cuesta ni tres millones y obviamente se hace con cargo al presupuesto del Cabildo, competente en la materia, pero Casimiro en La Gomera no sólo logra la milagrosa circunstancia de multiplicar el presupuesto casi por diez sino que consigue que lo pague íntegramente con el convenio de carreteras entre el Gobierno de Canarias y el Estado que, entendíamos todo, estaba para infraestructuras de nuevo trazado ampliaciones y demás. Unos 400 coches dice el Gobierno que pasarán por ahí a diario, vamos unos doscientos porque lo normal es que vayas de ida y vuelta, con lo que puestos a pagar la obra estos doscientos vehículos suponen una inversión cerca de 140.000 euros por vehículo que es más o menos el precio de un adosado.

¿De chiste? Casi, pero cabe recordar que la cosa no sólo está jodida, sino que lo chungo es que no tenemos ni idea de a dónde nos puede llevar la actual situación y el Gobierno de Canarias sigue empeñado en lo mismo pero elevado al cuadrado: más piche y más dispendio. Casi lo mismo cuesta la rehabilitación de la carretera de Curbelo que la nueva tercera vía al puerto de Granadilla, una obra nueva de varios kilómetros que culmina con una nueva rotonda gigante sobre la TF-1 entre el cruce actual de Tajao y el de Chimiche. En fin, chiquita mamandurria es lo que digo.

Pero la tristeza de todo esto no es el Covid y la situación económica sin precedentes en la que nos encontramos, ni que se mamen el dinero en comisiones y demás ¡hasta la monarquía ocupa sus ratos libres en ello! No, lo verdaderamente lamentable es que díganme ustedes si La Gomera no tiene necesidades en desarrollo y apoyo al sector primario, en energías renovables, en infraestructuras hidráulicas o educativas para ir tirando el dinero de esta manera para el bolsillo de los mismos de siempre. Con 27 millones de euros se pueden construir 270 vivienda sociales que son prácticamente las viviendas habitadas con las que cuenta el municipio de Alajeró. Tremendo, se lo van a gastar en piche en una carretera que ya existe a razón de más de millón y medio de euros por kilómetro y que, en fin, con un repasito de asfalto en algunos tramos quedaría de lujo para los 400 coches que pasan por ella habitualmente.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×