Eclipse de la Vida

La primavera transita
muy lejos de nosotros,
otra victoria del Dolor,
otra flor marchita cabalgando

a lomos de mi Tiempo.
Solo queda un eclipse
de aquello que llamaron Vida,
un grito desesperado y cruel

contra la infamia del Presente.
Todo lo que somos
quedó en pretérito,
todo lo que quisimos ser

se diluye en un pensamiento ebrio.
Ya solo nacen cuervos de mi boca,
el funeral del poema en fuga,
el réquiem de la Historia anestesiada,

el canto que se apaga en el crepúsculo.
Caímos ante el Silencio,
cuerpos baldíos que naufragan
en los rumores de la noche,

perdidos en la tormenta de existir,
aferrados a los sueños que se encuentran
cuando brilla la esperanza
entre todo el esperpento de lo Inmundo.

Brian Vargas Perera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×